Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Hollande cae al 18% mientras que Valls empieza su mandato con una popularidad del 58%

El presidente francés, François Hollande, ha caído a su nivel más bajo de popularidad en sus cerca de dos años en el poder, hasta el 18 por ciento, mientras que su nuevo primer ministro, Manuel Valls, empieza su mandato con un 58 por ciento, según el barómetro mensual de Ifop publicado este domingo por el 'Journal du dimanche'.
Hollande tiene el dudoso honor de ser el presidente más impopular de la V República francesa, ya que su nivel más bajo hasta la fecha había sido el 20 por ciento registrado en noviembre pasado y posteriormente en febrero. En marzo, se había recuperado un poco, hasta situarse en el 23 por ciento.
En cuanto a Valls, su 58 por ciento le sitúa como el jefe de Gobierno más popular al inicio de su mandato, teniendo en cuenta el resultado de los primeros ministros designados dentro de un mandato presidencial ya en marcha, como ha sido su caso. Por ejemplo, Dominique de Villepin, designado por Jacques Chirac, tenía un 44 por ciento tras su designación en junio de 2005.
En concreto, solo el 2 por ciento se muestran "muy satisfechos" con el presidente, mientras que el 16 por ciento se declaran "más o menos satisfechos". Frente a ellos, el 44 por ciento dicen estar "más o menos descontentos" y el 38 por ciento se muestran "muy descontentos".
Respecto a Valls, el 5 por ciento se declaran "muy satisfechos" y el 53 por ciento "más o menos satisfechos", mientras que el 23 por ciento están "más o menos descontentos" y el 12 por ciento se declaran "muy descontentos". El 7 por ciento de los consultados no se pronuncia.
De acuerdo con una fuente cercana al Gobierno citada por el diario, "Hollande piensa que va a usar a Valls y Valls piensa que Hollande no podrá recuperarse nunca". "Valls no es ingenuo" y al final terminará "de los nervios", ha proseguido esta fuente anónima. "Cuando sienta que Hollande le arrastra demasiado hacia el fondo, se marchará. Esto puede terminar mal", ha advertido la fuente.
Según Ifop, desde 1958 no ha había habido un margen de 40 puntos entre la popularidad de presidente y el primer ministro, pero entonces había cohabitación, es decir, ambos eran de formaciones políticas distintas. Hasta ahora, el más alto fueron los 21 puntos alcanzados entre Nicolas Sarkozy, con un 37 por ciento, y François Fillon, con un 58 por ciento, en marzo de 2008.
El sondeo fue realizado por teléfono entre el 4 y el 12 de abril sobre una muestra de 1.909 personas mayores de 18 años.