Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Hollande inaugura una placa en honor a la policía asesinada por un islamista radical hace un año

El presidente francés, François Hollande, ha desvelado este sábado en Montrouge, a las afueras de París, una placa en memoria de Clarissa Jean-Philipe, una policía municipal muerta por los disparos de un islamista radical en enero de 2015, según ha informado el diario francés 'Le Journal du Dimanche'.
"En memoria de Clarissa Jean-Philippe, asesinada el 8 de enero de 2015, víctima del terrorismo durante el cumplimiento de su deber", se puede leer en la placa que el presidente de la República ha desvelado y que se suma a las otras tres inauguradas esta semana en memoria de otro policía muerto en acto de servicio, las víctimas mortales del ataque a la revista satírica 'Charlie Hebdo' y la que se descubrirá mañana en honor a los fallecidos en el asalto al supermercado kosher.
Un coro de niños de la comunidad han entonado 'La Marsellesa' durante el acto, tras lo que se ha guardado un minuto de silencio en honor a los fallecidos. Además, la avenida de la Paz de Montrouge ha cambiado su nombre por el de avenida de la Paz-Clarissa Jean-Philippe.
El presidente Hollande ha dedicado unos momentos a la familia de la agente, con varias decenas de allegados de Clarissa presentes durante una ceremonia a la que han asistido el ministro de Interior, Bernard Cazeneuve; de Justicia, Christiane Taubiera, y de Ultramar, George Pau-Langevin.
Además, varias autoridades locales han participado en el evento, entre ellas el alcalde de Montrouge, varias figuras electas de los Altos del Sena, la presidenta de Isla de Francia, Valérie Pécresse, y la alcaldesa de París, Anne Hidalgo.
La joven policía municipal de 26 años era originaria de Sainte Marie, en la Martinica, y falleció el día siguiente del ataque contra Charlie Hebdo cuando intervenía en un accidente de tráfico, momento en el que el islamista radical Amédy Coulibaly efectuó varios disparos mortales contra ella.
La investigación de las autoridades sugería que el ataque estaba originalmente planeado contra una escuela judía que se encontraba en las proximidades. Al día siguiente, Coulabaly tomó como rehenes a los clientes y empleados de un supermercado kosher en París, cuatro de los cuales murieron antes de que fuera abatido por la Policía.