Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Hombres armados atacan un puesto de control militar en la península del Sinaí

Un grupo de hombres armados han atacado este lunes un puesto de control de las fuerzas de seguridad en la localidad de Al Arish, ubicada en la península del Sinaí, centro de combates entre las fuerzas de seguridad y los grupos armados en las últimas semanas, sin causar heridos.
El viernes, hombres armados atacaron dos puestos de control militar en las localidades egipcias de Al Arish y Sheij Zuwayed, apenas horas después de que cuatro hombres enmascarados intentaran irrumpir en el puesto fronterizo de Rafá.
Estas operaciones se enmarcan en la 'Operación Águila', que tiene como objetivo asegurar puntos vitales de la península del Sinaí ante los últimos ataques por parte de grupos armados. La respuesta de las fuerzas de seguridad se produjo apenas días después del ataque ejecutado contra una comisaría egipcia en el Sinaí en el que murieron 16 soldados y el posterior intento de infiltración en la frontera israelí.
Por su parte, las fuerzas de seguridad retomaron el viernes las tareas de destrucción de los túneles que conectan la península del Sinaí con la Franja de Gaza, tras cinco días de parón con motivo de la celebración del fin del mes sagrado de Ramadán.
El Cairo ha culpado del ataque a hombres armados que llegaron a suelo egipcio mediante los túneles que atraviesan la frontera y llegan hasta el territorio controlado por Hamás. A través de estos canales la población y las milicias gazacíes se surten de comida y combustible.
En otro orden de cosas, la tribu Barahma, residente en el Sinaí, ha entregado este lunes un importante número de armas y municiones a las Fuerzas Armadas, según ha informado el Ministerio de Interior, según ha informado el diario egipcio 'Al Masry al Youm'. La decisión se ha producido días después de que el ministro de Defensa egipcio, Abdelfatá al Sisi, solicitara a las tribus de la zona que entregaran las armas para asegurar la estbailidad de la península.