Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Hombres armados secuestran en Sar-i-Pul a un candidato a las elecciones provinciales del sábado

Hombres armados secuestraron a última hora del domingo en la provincia afgana de Sar-i-Pul (norte) a un candidato a las elecciones provinciales que se celebrarán el sábado, según han afirmado este lunes las autoridades del país.
En base a estas informaciones, Hussain Nazari fue secuestrado después de que un grupo de hombres armados interceptaran el vehículo en el que viajaba, tal y como ha recogido la agencia afgana de noticias Pajhwok.
El gobernador de Sar-i-Pul, Abdul Jabbar Haqbin, ha afirmado que Nazari era uno de los candidatos por la localidad de Baljab, al tiempo que ha detallado que líderes tribales y fuerzas de seguridad están intentando lograr su liberación.
Por el momento ningún grupo ha reclamado la autoría del secuestro, si bien las autoridades suelen acusar a los talibán de este tipo de incidentes. Otras cuatro personas que fueron secuestradas junto a Nazari han sido puestas en libertad.
El 23 de marzo, dos importantes misiones de observación y apoyo electoral retiraron a su personal de Afganistán después del ataque ejecutado la semana pasada por los talibán contra un hotel de lujo de la capital, Kabul, una decisión que podría minar la confianza en los resultados de los comicios.
Poco antes, los talibán emitieron un comunicado amenazando con llevar a cabo atentados contra las elecciones presidenciales. En el mismo, dijeron que los comicios son una "farsa" orquestada por Estados Unidos y aconsejaron a los ciudadanos que se abstengan de participar en ellas porque sería como ayudar a los "infieles".
Asimismo, reivindicaron su cometido de "poner fin a la abierta y oculta ocupación por parte de los infieles de nuestro suelo islámico" y denunciaron que antes de "huir" de Afganistán, Estados Unidos y sus aliados buscan "prolongar la ocupación mediante un método indirecto" con la "instalación de un jefe de Estado que parezca ser afgano pero que tendrá mentalidad, visión e ideales estadounidenses".
"Hemos dado órdenes a todos nuestros 'muyahidines' de que usen toda la fuerza a su disposición para perturbar estas elecciones simuladas", dijeron, antes de subrayar que los ataques se ejecutarán contra trabajadores electorales, activistas, fuerzas de seguridad y colegios electorales.