Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El vicepresidente Maduro toma las riendas del país en contra de la Constitución

Venezuela se abraza al desconsuelo y a los deseos de un cambio profundo ahora que ha muerto el presidente Chávez. La interpretación de la Constitución abre un nuevo frente entre los propios aparatos del régimen y el movimiento bolivariano. La carta magna fija que no puede ser el vicepresidente el designado para dirigir el país hasta los nuevo comicios a convocar en treinta días. Pero el gobierno no está por la labor de perder cuota de poder. De hecho, el vivepresidente, Nicolás Maduro, se ha arrogado las atribuciones de presidente y no está claro si respetará lo que dictan las leyes.