Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Human Rights Watch acusa a Azerbaiyán de inventarse cargos contra dos jóvenes activistas

La ONG Human Rights Watch acusa a las autoridades de Azerbaiyán de estar usando cargos infundados de posesión de drogas contra dos jóvenes activistas a los que también habían golpeado.
Giyas Ibrahimov, de 22 años y Bayram Mammadov, de 21, fueron detenidos el pasado 10 de mayo y dos días después el juzgado del distrito de Khatai ordenó su encarcelamiento preventivo durante cuatro meses.
Según la ONG, los jóvenes fueron detenidos por pintar un grafiti en una estatua del antiguo presidente Heydar Aliyev, padre del actual presidente, Ilham Aliyev, y fueron identificados debido al uso de cámaras de vigilancia. Según el testimonio de los jóvenes, la Policía les propinó una paliza, les bajaron los pantalones y amenazaron con violarles usando las porras y botellas si no confesaban posesión de drogas. Tras ello, los jóvenes confesaron antes de que se les permitiera ver a un abogado.
El abogado, por su parte, ha declarado que los jóvenes estaban recibiendo palizas en la comisaría y que cuando él intentó impedirlo también fue golpeado.
Ibrahimov es miembro de NIDA, un movimiento activista con mucha presencia en las redes sociales y muy crítico con el Gobierno azerí, y Mammadov pertenece a otro grupo activista de izquierdas. Es por eso por lo que Human Rights Watch teme que se trate de una persecución política. "Azerbaiyán tiene un triste historial de inventarse cargos por posesión de drogas para acusar a activistas jóvenes e intimidarlos a ellos y a otros que puedan seguir su ejemplo", ha declarado el director de la ONG en el Cáucaso sur, Giorgi Goiga.
La ONG ha instado a las autoridades a retirar los cargos por posesión de drogas y además ha apuntado que se ha incumplido el derecho de los jóvenes a tener un abogado, ya que éste llegó dos días después de su detención.