Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El IOR quiere retomar relaciones con los bancos italianos, ante sus progresos contra el blanqueo de dinero

El Instituto para las Obras de Religión (IOR) ha mostrado su deseo de reanudar relaciones bancarias normales con los bancos italianos, en un informe sobre los progresos en su lucha contra el blanqueo de dinero, que ha sido publicado este miércoles en la web del Banco Vaticano.
"El IOR espera con interés la reanudación de la completa interacción con las instituciones financieras italianas pendiente de la revisión por las autoridades reguladoras de Italia de las disposiciones de la Santa Sede y la Ciudad del Vaticano contra el blanqueo de dinero", apunta el informe.
El presidente del IOR, Ernst von Freyberg, ha precisado que, como un Instituto de la Iglesia tienen "una particular responsabilidad de estar a la altura de los estándares que se esperan" de este banco y ha asegurado que han estado "trabajando muy duro para mejorar el cumplimiento, la transparencia y los procesos dentro del Instituto".
En cualquier caso, aunque añade que aún les queda "mucho trabajo" por delante, no duda de que están "en el camino correcto" y que han hecho "procesos significativos". También agradece a sus clientes la confianza que han tenido en su servicio a lo largo de un año 2013 "lleno de acontecimientos".
Concretamente, el informe recoge las nueve líneas de trabajo que se han puesto en marcha, entre las que destaca la revisión de las transacciones inusuales. Así, con respecto a las investigaciones sobre monseñor Nunzio Scarano en junio de 2013, el informe indica que el IOR encargó una investigación interna detallada sobre los hechos y circunstancias de dichas cuentas y remitió la información a las autoridades competentes del Vaticano. Desde julio de 2013, las cuentas permanecen congeladas.
Asimismo, han llevado a cabo la adopción y mejora del manual contra el lavado de dinero; la mejora de los sistemas IT (tecnología de la información) --en el primer cuatrimestre de 2014 implementará una nueva herramienta de seguimiento de transacciones--; la revisión de datos de sus clientes --proceso que esperan que se prolongue hasta la primera mitad de 2014--; la formación obligatoria del personal del banco; y la mejora de la transparencia.
Los bancos italianos dejaron de tratar con el IOR después de que el banco central le instara a reforzar las medidas contra el blanqueo de dinero si querían continuar haciendo transacciones.