Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Al Ijbariya anuncia que uno de los cuatro periodistas secuestrados en Damasco ha muerto a manos de los rebeldes

La cadena de televisión progubernamental siria Al Ijbariya ha anunciado este lunes que el cámara Hatem Abu Yehya, secuestrado el viernes junto a otros tres compañeros por un grupo rebelde armado cuando se encontraban en el área de Tal Min, en las afueras de Damasco, ha muerto a manos de sus captores.
Asimismo, ha agregado que el resto de los miembros de la cadena secuestrados se encuentran en buen estado de salud, según ha recogido la agencia estatal de noticias siria, SANA.
Al Ijbariya solicitó el viernes a los ministros de Información y Comunicación de los países árabes, a los sindicatos periodísticos y a las organizaciones internacionales que intervengan inmediatamente para conseguir la liberación de los periodistas. El director de la cadena, Imad Sara, señaló que los cuatro fueron secuestrados mientras cubrían los combates en Tal Min.
No es la primera vez que Al Ijbariya se convierte en centro de las actividades de los opositores sirios. A finales de junio, el grupo islamista Frente al Nusra para la Protección de Levante, aparecido en 2011 en el marco de la rebelión armada contra el Gobierno de Siria y vinculado a la organización terrorista Al Qaeda, llevó a cabo un ataque contra la sede de la cadena en Damasco en el que mató a tres periodistas y cuatro guardias de seguridad antes de incendiar el edificio.
El Derecho Humanitario considera a los periodistas que cubren los conflictos armados como parte de la población civil al no pertenecer a ninguno de los bandos, motivo por el que exige a fuerzas gubernamentales y grupos opositores que respeten su integridad y no ejecuten ataques contra ellos.
El Frente al Nusra se manifestó por primera vez el 23 de enero a través de un mensaje de su líder, Abu Mohammed al Julani, en el que hizo un llamamiento a la lucha contra el Gobierno sirio. En su comunicado, Al Julani llamó a la guerra santa contra el Ejecutivo de Bashar al Assad.
Este llamamiento se produjo poco antes de que el líder de Al Qaeda, Ayman al Zawahiri, publicara un vídeo en el que respaldó a la oposición armada siria y animó a todos los árabes y musulmanes a derrocar el Gobierno secular de Al Assad.
En el mismo, pidió a los gobiernos de Irak, Jordania, Líbano y Turquía que se unieran al levantamiento contra "el régimen pernicioso y canceroso de Al Assad" y advirtió a los rebeldes contra la dependencia total de la ayuda de Occidente.