Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Impactan tres cohetes en Kidal sin causar víctimas en un ataque achacado a AQMI y el MUYAO

Un total de tres cohetes han impactado este lunes en la localidad maliense de Kidal (norte), dos de los cuales han impactado cerca de dos campamentos militares francés y maliense y un tercero en una escuela, sin causar víctimas.
Fuentes de seguridad locales citadas por la emisora Radio France Internationale han detallado que los cohetes han sido disparados desde los alrededores de la localidad y han achacado el ataque a milicianos de Al Qaeda en el Magreb Islámico (AQMI) y del Movimiento para la Unidad de la Yihad en África Occidental (MUYAO).
Estas fuentes han indicado que los milicianos podrían haber realizado con el ataque una prueba para comprobar su capacidad para manejar dichos cohetes, por lo que han advertido de la posibilidad de que se produzcan nuevos ataques en los próximos días.
La crisis política en Malí se desató en marzo de 2012, cuando un nutrido grupo de militares descontentos por la falta de recursos suministrados por el Gobierno para combatir al Movimiento Nacional de Liberación del Azawad (MNLA) en el norte dio un golpe de Estado.
Aprovechando el caos institucional, los rebeldes tuareg se hicieron con el control de las tres regiones que forman el Azawad --Tombuctú, Kidal y Gao-- y proclamaron unilateralmente su independencia, aunque este movimiento no contó con el reconocimiento de la comunidad internacional.
Sin embargo, los grupos islamistas presentes en el norte de Malí --AQMI, MUYAO y Ansar Dine, que posteriormente se escindió--, rápidamente expulsaron al MNLA del Azawad y comenzaron a imponer la 'sharia' y avanzar hacia el sur del país.
En respuesta, Francia respondió a la petición de Malí de intervenir en el país para hacer frente a la amenaza que suponían estos grupos y consiguió recuperar la mayoría del territorio. Sin embargo, los grupos extremistas siguen llevando a cabo algunos ataques y atentados contra el MNLA y las fuerzas de seguridad.