Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Imran Jan accede a negociar con el Gobierno pero exige antes la dimisión de Sharif

El líder de Pakistan Tehreek-e-Insaf (PTI), el exjugador de críquet Imran Jan, ha accedido este miércoles por la noche a negociar con el Gobierno pero ha exigido para ello que antes se produzca la dimisión del primer ministro, Nawaz Sharif, al que acusa, entre otras cosas, de fraude en las elecciones de mayo de 2013.
"Hemos decidido negociar contigo Nawaz Sharif, pero escucha atentamente: la negociación comenzará con la renuncia del primer ministro Sharif", ha advertido, defendiendo que no puede haber una investigación "transparente" del supuesto fraude electoral si él sigue gobernando.
Jan se ha dirigido a miles de sus partidarios que se encuentran congregados en el centro de Islamabad para exigir la dimisión de Sharif, a quien ha acusado de "esconderse detrás del Ejército", tras la decisión del Gobierno de desplegar a los soldados para proteger la 'zona roja' de Islamabad donde se encuentran los principales edificios oficiales.
Según ha explicado, el PTI ya ha organizado un comité para negociar con el Gobierno, pero no dará el siguiente paso hasta que el 'premier' no dimita. "Tú dimite, crea un comité independiente que investigue (el fraude electoral) y entonces podremos avanzar", ha asegurado, en declaraciones recogidas por 'Dawn'.
Jan, cuyo partido quedó tercero en las elecciones, ha prometido a sus seguidores que se quedará con ellos a pasar la noche en la plaza frente al Parlamento en la que se han congregado, a la que ha equiparado con la plaza Tahrir de El Cairo.
QADRI INICIA NEGOCIACIONES
Por otra parte, representantes de Pakistan Awami Tehreek (PAT), que lidera el clérigo opositor Tahir ul Qadri, se han reunido con negociadores del Gobierno en un intento por acabar con la crisis a la que se ha visto abocado el Ejecutivo por la confluencia de las protestas de estos dos grupos opositores, según informa 'Dawn'.
El Gobierno había enviado horas antes a una delegación para reunirse con Qadri, quien ha participado en una protesta de sus seguidores también frente al Parlamento.