Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Indemnizan con 200.000 dólares a una detenida obligada a dar a luz con grilletes

Juana Villegas fue detenida por conducir sin carné de conducir. Tres días después del arresto daba a luz en la cárcel. Ahora recibirá una indemnización de 200.000 dólares.telecinco.es
Un jurado federal de EEUU ha decidido indemnizar a una presa que fue obligada a dar a luz con grilletes en sus piernas. La mujer, que estaba detenida por conducir sin carné de conducir, recibirá 200.000 dólares por los daños físicos y psicológicos sufridos. Después del nacimiento de su bebé tampoco le permitieron usar un extractor de leche para alimentar al recién nacido.
El 3 de julio de 2008 un oficial de la policía de Berry Hill detuvo a Villegas, embarazada de nueve meses. Al pedirle la documentación descubrió que no tenía y fue detenida.
La mujer daba a luz dos días después en las circunstancias que provocaron la demanda. El bebé Gael nació sin lesiones ni complicaciones.
El tribunal deliberó durante una hora para decidir que los derechos de Juana Villegas fueron violados cuando no la desataron para que pudiera dar a luz.
Sin embargo, tras una primera decisión el pasado abril, la oficina del Sheriff decidió apelar y ahora llega la confirmación de la sentencia.
Los agentes la mantuvieron encadenada durante gran parte de la labor de parto y en la recuperación postparto, además de que le impidieron usar un 'sacaleche' después del nacimiento, lo cual le provocó dolor y enfermedad, según publica 'USA Today'.
El abogado de Juana Villegas, mexicana sin residencia legal en EEUU, pedía una indemnización de 1.2 millones de dólares al alegar estrés y traumas psicológicos sufridos por su defendida.
A pesar de esta decisión, Juana Villegas será deportada a México, tras perder una apelación para permanecer en EEUU.