Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Ingresado un hombre que ha viajado recientemente a Nigeria con síntomas de gripe

Un hombre canadiense que ha viajado recientemente a Nigeria ha sido ingresado y aislado en un hospital de Ontario, con fiebre y síntomas de gripe, lo que hecho saltar las alarmas porque se pueda tratar de un posible nuevo caso del virus del ébola.
Por el momento, las autoridades sanitarias no disponen de un diagnóstico del paciente, que ha sido aislado y está siendo vigilado en un hospital de Ontario, unas precauciones que se dan dados los anteriores viajes del canadiense, según ha informado la cadena CBC.
"Soy consciente de que en la actualidad estamos tratando a un paciente que ha viajado recientemente a África Occidental. Las señales y síntomas iniciales del ébola son similares a numerosas enfermedades comunes", ha afirmado el ministro de Salud de Ontareio, Eric Hoskins.
Hoskins ha asegurado que por el momento no hay ningún caso confirmado de ébola en Ontario, aunque ha asegurado que su Ministerio está en contacto cercano con el personal médico que trata al canadiense y que la situación está controlada.
Pese a que el brote de ébola existente --el más largo y extenso hasta el momento-- ha hecho saltar las alarmas, varios expertos canadienses han insistido a través de los medios de comunicación de la dificultad de que el ébola se extienda a través del país.
En esta línea se ha manifestado el microbiólogo Jason Tetro, que ha indicado que las autoridades canadienses estarían preparadas para hacer frente a un posible caso de ébola, además de recordar que el virus se contagia a través de un contacto directo con un enfermo.
La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha declarado una emergencia sanitaria internacional el último brote de ébola, que ha provocado la muerte de más de 960 personas. De hecho, Nigeria ha declarado el estado de emergencia, que ha registrado siete casos de este virus desde el pasado mes de julio, cuando se desató el brote.