Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Insulza prevé dar un ultimátum de 72 horas para la restitución de Zelaya

De izquierda a derecha el secretario general de la Organización de los Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza; el ministro de Relaciones Exteriores de Argentina y presidente de la Asamblea, Jorge Taiana y el secretario general adjunto de la OEA, Albert R. Ramdin asisten al XXXVII período extraordinario de sesiones de la Asamblea General en la sede de la OEA en Washington, DC (EEUU).  EFEtelecinco.es
El secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, afirmó hoy que la organización elabora una resolución que daría un ultimátum de 72 horas a Honduras para la restitución del depuesto presidente Manuel Zelaya, o de lo contrario el país afrontaría la suspensión del organismo.
En declaraciones a los periodistas, Insulza reiteró la posición de la Organización de Estados Americanos (OEA), que condena del golpe militar del domingo pasado y exige el restablecimiento del orden democrático en Honduras.
"El plazo de 72 horas se cumple el sábado", enfatizó el secretario general de la OEA.
Insulza explicó que los cancilleres y embajadores reunidos en el 37 período extraordinario de sesiones de la Asamblea General de la OEA han llegado a un consenso sobre "la condena absoluta al golpe militar, el rechazo al gobierno constituido sobre la base de ese golpe militar, la exigencia de que se reconozca que Zelaya es el presidente legítimo de Honduras y de que sea restituido a su cargo".
El secretario general de la OEA dijo que, en función de la resolución que finalmente adopte la Asamblea General y bajo el artículo 20 de la Carta Democrática Interamericana, él deberá realizar las gestiones diplomáticas para tratar de resolver la crisis.
Si el Gobierno del nuevo presidente Roberto Micheletti desoye el ultimátum de la OEA, entonces el organismo regional procederá a aplicar el artículo 21, que prevé la suspensión de Honduras, con las consecuentes repercusiones económicas y de aislamiento diplomático.
Por otra parte, Insulza no quiso precisar si sigue en pie el plan de Zelaya de regresar a Honduras el próximo jueves.
"Hay gestiones que yo debo realizar, y tengo tres días para hacerlo...la decisión del presidente de viajar o no es decisión de él y cuando él lo decida, yo lo voy a acompañar", enfatizó Insulza.
Agregó que el objetivo de la OEA es "demostrar claramente que golpes militares no van a ser aceptados...hay que reaccionar muy duramente contra eso, y la comunidad internacional lo está haciendo así".
Preguntado por Efe sobre si se reunirá con los emisarios que Micheletti tiene previsto enviar a Washington, Insulza fue enfático: "no, no tengo programado hacerlo, no".