Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Inteligencia belga supo en 2012 que extremistas vinculados al 13N buscaban armas y explosivos

Los servicios de Inteligencia belgas sabían desde 2012 que varios de los sospechosos ahora vinculados a los atentados del pasado 13 de noviembre en París trataron de hacerse con armas pesadas, según una nota interna a la que ha tenido acceso el diario 'La Dernière Heure'.
El informe fue remitido a la Fiscalía federal en abril de 2013 y alertaba de que varios extremistas se reunían con regularidad en un apartamento alquilado por un ciudadano belgo-marroquí llamado Jelel Attar, con el objetivo de planear cómo conseguir armas y explosivos, siempre según el diario que ha tenido acceso a la información.
Las autoridades marroquíes detuvieron a Attar el pasado 15 de enero en una localidad próxima a Casablanca, por su vinculación con la matanza de París y con el Estado Islámico.
Algunos de los autores de los atentados de París, en los que murieron 130 personas, tenían nacionalidad belga y las autoridades del país han encontrado hasta tres pisos francos usados por los terroristas presuntamente para preparar la operación, cuya autoría fue reivindicada por el grupo terrorista Estado Islámico.