Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Inversores chinos buscan pisos en España

Las inmobiliarias chinas especializadas en el mercado inmobiliario europeo lucen ya banderas de España y adornan con toros y flamencas sus páginas webs. Buscan clientes para los más de dos millones de viviendas que tenemos sin vende y la Ley de Emprendedores, que acaba de ser  aprobada por el Senado y que pronto será ratificada por el Congreso, animará las ventas. Cuando entre en vigor proporcionará el permiso de residencia en España a los extranjeros que inviertan en vivienda un mínimo de 500.000 euros. Para muchos expertos en el sector inmobiliario, es un aliciente para los inversores de países como China, que vive su particular burbuja inmobiliaria. En ciudades como Pekin, donde el precio del metro cuadrado se ha disparado, existen restricciones a la compra de vivienda, por lo que muchos chinos buscan comprar una segunda residencia fuera del país. Según Pablo Recio, intermediario entre inmobiliarias españolas y chinas, "los inversores chinos buscan urbanizaciones de lujo pero también viviendas cerca de buenas universidades para que sus hijos estudien en España. Madrid y Barcelona serán, por nuestra experiencia, el 80% del mercado".También se podrá obtener la residencia en España invirtiendo 10 millones de euros en bonos del tesoro o dos millones en empresas que coticen en España.