Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Irak arresta a 240 'baazistas' y ex militares por planear un golpe de Estado

Las fuerzas de seguridad de Irak han detenido a 240 ex miembros del Partido Baaz y ex militares durante el Gobierno de Saddam Hussein y les ha acusado de planear un golpe de Estado una vez se retiren las tropas estadounidense del país árabe a finales de año.
"Hemos detenido a un grupo de ex miembros del Partido Baaz que estaban planeando lanzar acciones de sabotaje y revuelta para derrocar el proceso político del país tras la retirada de las tropas de Estados Unidos", ha dicho el viceministro de Interior para Inteligencia, Hussein Kamal.
Algunas fuentes gubernamentales han afirmado que la operación comenzó esta semana siguiendo una finalidad específica, pero otras han asegurado que es una medida de precaución antes de la retirada estadounidense casi nueve años después de la invasión que derrocó a Hussein.
Tras el derrocamiento de Hussein, Estados Unidos disolvió las fuerzas de seguridad del Ejecutivo iraquí y purgó las instituciones estatales de miembros 'baazistas', movimientos que azuzaron la violenta insurgencia suní. Desde entonces, Irak ha intentado reintegrar a los miembros del partido no acusados de graves crímenes en la vida pública.
Kamal ha señalado que los informes de inteligencia indican que más de 300 sospechosos eran parte de un grupo que ha operado en el país, incluyendo las provincias de Bagdad, Nayaf, Nasiriya, Wasit, Nineveh, Diyala, Kirkuk y Anbar.
"Estamos siguiendo todavía a este peligroso grupo y trabajamos para neutralizar esta red y sus ramificaciones en Irak", ha especificado. Sin embargo, ha declinado ofrecer cualquier detalle acerca del supuesto complot.
Por otra parte, fuentes cercanas al primer ministro, Nuri al Maliki, han subrayado que el Gobierno ha evitado así un complot organizado por 'baazistas'. "Informes de Inteligencia muestran que había un complot organizado por el Partido Baaz para controlar el poder después de la retirada estadounidense", han apuntado.
Más de ocho años después de la invasión, y sólo a dos meses de la retirada total de tropas de Estados Unidos, Irak está intentando lidiar con la cuestión de cómo manejar el legado de más de 20 años de mandato 'baazista'.