Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Irán condena el "inhumano" atentado en Beirut

El Gobierno de Irán ha condenado este martes el "inhumano" atentado terrorista ejecutado durante la jornada en el barrio beirutí de Haret Hreik, que se ha saldado con cuatro muertos y 46 heridos, según ha informado la cadena de televisión iraní Press TV.
"La República Islámica de Irán condena firmemente el incidente terrorista e inhumano en Beirut, que ha matado y herido a varios civiles libaneses, ofrece sus simpatías a las familias de las víctimas del desgarrador incidente y desea una rápida recuperación a los heridos", ha dicho la portavoz del Ministerio de Exteriores, Marzieh Afjam.
"Sin duda, este acto terrorista y otros movimientos similares de los grupos 'takfiris' en Líbano y la región están en línea con los intereses del régimen sionista --en referencia a Israel-- y están destinados a minar la unidad nacional, estabilidad y seguridad de Líbano", ha agregado.
El atentado ha sido reivindicado por la rama libanesa del Frente al Nusra, brigada siria vinculada a la organización terrorista Al Qaeda. "Somos capaces de responder a masacres cometidas por el partido de Irán --en referencia al partido-milicia chií Hezbolá-- contra los hijos de Siria y de Arsal (en el noreste de Líbano) con una operación suicida que ha tenido como objetivo el corazón de sus suburbios del sur", ha señalado el grupo en su cuenta de Twitter.
El grupo hacía referencia a la muerte de nueve civiles el viernes pasado por el impacto de un proyectil disparado desde Siria contra la localidad fronteriza de Arsal. Hezbolá cuenta con un gran respaldo en el barrio de Haret Hreik, de mayoría chií.
REACCIONES
La clase política libanesa se ha apresurado a condenar lo sucedido y a llamar a la unidad. El primer ministro en funciones, Najib Mikati, ha instado a los distintos partidos políticos a "reunirse en torno a una mesa de diálogo que esté a la altura de las circunstancias difíciles y los peligros que amenazan al país". Asimismo, ha convocado una reunión urgente del comité nacional de gestión de crisis.
Por su parte, el primer ministro designado, Tammam Salam, ha condenado el atentado y ha instado a "fortificar la situación política y de seguridad local".
Para el líder del Partido Progresista Socialista, Walid Jumblat, Líbano ha entrado en el "círculo de la locura", mientras que el líder de Falange, Amin Gemayel, ha subrayado que "Líbano en su conjunto es la víctima de los atentados, y no solo Hezbolá".
El exprimer ministro Fuad Siniora ha instado a los partidos políticos a distanciarse de la guerra en la vecina Siria por el bien de Líbano, en referencia a la implicación de Hezbolá en el conflicto del lado del Gobierno que preside Bashar al Assad.
El diputado de Hezbolá Ali Ammar ha condenado el atentado y ha responsabilizado del mismo a Israel. "La explosión busca minar la seguridad del país, la unidad y la paz civil", ha denunciado. El de hoy es el sexto atentado en zonas dominadas por Hezbolá desde que el partido-milicia anunciara el envío de milicianos a Siria para luchar junto a las tropas gubernamentales.