Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Irán confirma la detención de cinco "espías" europeos en Teherán

Las protestas en Irán se suceden desde la publicación de los resultados electorales. Foto: EFE.telecinco.es
La capital y varias otras grandes ciudades iraníes han sido escenario de protestas en contra del resultado de las presidenciales del pasado 12 de junio en las que el Ministerio de Interior concedió la victoria al actual presidente conservador, Mahmud Ahmadineyad, con mayoría absoluta.
Las autoridades iraníes han acusado en los últimos días a los países occidentales, especialmente al Reino Unido y EEUU, de interferir en los asuntos internos de Irán al poner en entredicho a la limpieza de las elecciones.
Tres de los cuatro candidatos a las elecciones presidenciales de Irán han calificado los resultados de "fraudulentos".
El Consejo de Guardianes, órgano que debe validar el resultado de las elecciones, ha aceptado revisar el recuento en el 10% de las urnas, y ya ha reconocido algunas irregularidades.
El principal candidato reformista, y uno de los líderes de la oposición, Mir Hosein Musaví, ha pedido, por ello, la repetición de los comicios y ha instado a sus seguidores a continuar con las protestas.
La oposición mantiene desde el 13 de junio manifestaciones pacíficas de protesta contra el resultado de las elecciones, que han sido reprimidas con dureza por las fuerzas de orden y la milicia islámica "Basij".
Según fuentes oficiales, al menos una veintena de personas han muerto en los disturbios. EPF