Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Irán asegura estar preparado para ayudar a Siria para repeler la ofensiva de Estado Islámico en Kobani

El Gobierno de Irán ha asegurado este miércoles estar preparado para ayudar al Gobierno sirio en los esfuerzos por repeler la ofensiva del grupo extremista suní Estado Islámico contra la localidad de Kobani, de mayoría kurda, tal y como ha informado la agencia iraní de noticias FARS.
"Kobani es parte de la soberanía e integridad territorial siria y, si el Gobierno sirio lo solicita, estamos preparados para dar cualquier tipo de ayuda que quiera", ha dicho la portavoz del Ministerio de Exteriores iraní, Marzieh Afjam.
Afjam ha mostrado su preocupación por la situación que atraviesan los residentes de la citada ciudad, ubicada en el norte del país, y ha resaltado que Teherán se está coordinando para enviar ayuda humanitaria al lugar.
Kobani se ha convertido en el foco de la atención internacional desde que el avance de los 'yihadistas' provocó 180.000 habitantes de la zona, principalmente kurdos, huyeran hacia la vecina Turquía.
Estado Islámico izó su bandera negra en el extremo oriental de la localidad el lunes pero desde entonces los bombardeos de la coalición, en la que participan estados del Golfo, se han intensificado.
Los milicianos de Estado Islámico han estado avanzando hacia esta estratégica localidad desde tres frentes y la han estado atacando con artillería pese a la férrea resistencia de las fuerzas kurdas. Expertos en defensa consideran muy improbable que el avance de los 'yihadistas' pueda frenarse solo con bombardeos aéreos.
Estado Islámico es una organización 'yihadista' nacida en Irak y relacionada --aunque no vinculada-- con la red terrorista Al Qaeda. Con la sublevación en 2011 contra el régimen del presidente sirio, Bashar al Assad, el grupo penetró en Siria y desde allí ha lanzado en las últimas semanas una ofensiva que le ha permitido hacerse con el control del norte y el oeste de Irak.
El grupo proclamó a finales de junio el Califato Islámico y nombró califa a su líder, Abú Bakr al Baghdadi. La nueva organización se declara Estado independiente y reclama que todos los musulmanes del mundo le juren fidelidad.