Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Irán publica los cortes de pelo 'musulmanes'

Prohibidas las coletas, el pelo largo y los cortes demasiado elaborados. Son las indicaciones del Gobierno iraní en la guía sobre cómo sus ciudadanos tienen que llevar el pelo para evitar los "decadentes cortes occidentales". "Los estilos propuestos se inspiran en la tez de los iraníes, la cultura, la religión y la ley islámica", según el ministerio de cultura de Irán, responsable del catálogo.
Junto a la lista de lo que no se puede hacer Irán ha publicado las fotos de los peinados musulmanes en un esfuerzo por alentar "la cultura islámica".
En ella se incluyen cortes conservadores, cuadrados, con el pelo corto y se excluyen los de  puntas elaboradas, y el pelo pincho.
La guía admite el uso de gel, aunque en pequeñas cantidades, pero rechaza la depilación de las cejas, el uso del pelo largo o coletas, según el .  'Daily Mail'

(El presidente iraní Mahmud Ahmadineyah lleva un corte tradicional, de los propuestos en la guía del estilo musulmán. A la derecha, un conocido modelo que luce pelo pincho, prohibido en Irán por considerarlo muestra de la decadencia occidental )
En los últimos años la policía iraní ha allanado peluquerías que ofrecían cortes considerados demasiado occidentales, que tuvieron que pagar cuantiosas multas y que eran clausuradas si reincidían.
En este proyecto, que será promocionados en el Festival  'Modesty and Veil', participan la Universidad de Teherán y la asociación local de barberos "a fin de evitar peinados inapropiados y alentar una cultura islámica."
Este verano la policía iraní está equipada con cámaras de vídeo para grabar "la vestimenta poco sencilla de las mujeres". Las grabaciones serán usadas como evidencias irrefutables en juicios de esta índole.
Teherán, incluso ha mostrado su línea dura contra la moda de los habitantes más ricos que tienen perros, como mascotas. La tradición islámica considera impura esta costumbre y un alto clérigo emitió una fatwa, o edicto religioso, contra la práctica el pasado mes condenándolo.
El gran ayatolá Naser Makerem Shirazi criticó la nueva costumbre de mantener "amistad con los perros", que no es otra cosa que "una imitación ciega de Occidente", aseguró. "Hay un montón de gente en Occidente que aman a sus perros más que sus esposas e hijos."