Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Irán rechaza anular los resultados de las elecciones presidenciales

Las protestas y manifestaciones se siguen sucediendo en Irán donde se ha endurecido la represión con la intervención del cuerpo de élite de la Guardia Revolucionaria. Foto: AP.telecinco.es
El Consejo de Guardianes ha rechazado la exigencia de la oposición de anular las recientes elecciones presidenciales, según ha declarado el presidente del órgano, Abbas Ali Kadjodai. "Según la Constitución vigente, la petición de los candidatos de la oposición no puede estudiarse", han sido las palabras de Kadjodai a la televisión nacional.
Pese a ello, el Consejo sí realizará un nuevo recuento de votos en los colegios electorales donde se han denunciado infracciones.
"Respetar los derechos civiles y políticos"
Por su parte, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, ha instado al Gobierno iraní a respetar los derechos fundamentales de sus ciudadanos, tras la violenta represión de las protestas opositoras contra los resultados de las elecciones.
La portavoz de la ONU, Michele Montás, ha dicho que Ban se siente "consternado" por la violencia postelectoral y en particular por "el uso de la fuerza contra civiles", que ha causado la muerte de al menos una veintena de personas.
El secretario general, por ello, "insta a las autoridades a respetar los derechos civiles y políticos fundamentales, particularmente los de la libertad de expresión, de asamblea y de información", según ha afirmado en una declaración Montás.
EEUU no se involucrará
Mientras, el Gobierno de EEUU ha insistido en que no se involucrará en movimiento interno iraní. La posición del Ejecutivo estadounidense ha generado un debate interno en el país, donde la oposición republicana reprocha al presidente Obama lo que considera una actitud "tímida y pasiva" hacia los iraníes que reclaman reformas.
En una entrevista concedida a la cadena CBS, el propio presidente ha insistido en que el Gobierno de Washington no debe involucrarse en el movimiento postelectoral que se ha generado en Irán y permitir que el régimen actual transforme el debate sobre el resultado de los comicios en una discusión sobre Estados Unidos.
"Esto es lo que siempre hemos visto y no deberíamos entrar en ese juego. No debemos convertirnos en una distracción de lo que ocurre en Irán, del hecho de que son los propios iraníes los que hacen escuchar su voz", ha añadido el presidente estadounidense. EPF