Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La radio del Estado Islámico en Afganistán vuelve a emitir y amplía sus idiomas

La emisora controlada por el grupo yihadista Estado Islámico en Afganistán, Voz del Califato, ha vuelto a las ondas recientemente, después de los bombardeos del Ejército afgano en el mes de febrero.
La emisora, que opera desde un transmisor móvil remoto cerca de la frontera con Pakistán, ha ampliado además la parrilla con programas en árabe y punyabí, además de las emisiones previas en pastún y dari, los dos idiomas oficiales de Afganistán.
La formación extremista lanzó en diciembre de 2015 la emisora para promover su ideología y reclutar nuevos combatientes, a lo que suma cánticos religioso y diversas amenazas contra sus enemigos.
Ghaleb Muyahid, alcalde de la localidad de Achin, en la provincia de Nangarhar (este), ha confirmado que las emisiones duran una hora por la mañana y una hora y media por la tarde, llegando a varios distritos de la zona, según ha informado la emisora estadounidense Voice of America.
Estados Unidos alertó en diciembre de que Estado Islámico Provincia de Jorasán --rama del grupo en la zona-- ha progresado de su fase exploratoria inicial a un punto en el que puede combatir abiertamente a los talibán para el establecimiento de una zona segura y ser más activos desde el punto de vista operacional".
Desde entonces, ha logrado algunos avances en el este del país, instalando varios bastiones en Nangarhar --uno de ellos en los alrededores de Achin--, y desencadenando enfrentamientos con las fuerzas de seguridad y los talibán, a los que también se oponen.