Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Estado Islámico ejecuta a dos enfermeros y un soldado secuestrados en abril en Benghazi

El grupo yihadista Estado Islámico ha anunciado este martes la ejecución de dos enfermeros y un soldado a los que secuestró en abril en el marco de los combates registrados en la localidad libia de Benghazi, en el este del país.
En un vídeo propagandístico cuya autenticidad no ha podido ser comprobada, el grupo muestra la ejecución de los enfermeros Yibril al Araibi y Mohamed al Rubaie y del soldado Abdussalam Saaiti.
En la grabación, Saaiti aparece cavando su propia tumba antes de ser ejecutado, según ha informado el diario local 'The Libya Herald'. Los tres habrían sido ajusticiados de un disparo en la cabeza en el barrio de Gwarsha, en Benghazi.
Los enfermeros trabajaban en el Centro Médico de Benghazi, si bien se encontraban en la línea de frente el Ejército en sus combates contra el Estado Islámico en la ciudad cuando fueron capturados el 19 de abril.
El Centro Médico de Benghazi, que celebró manifestaciones para reclamar su liberación, ha publicado un comunicado para expresar sus condolencias a los familiares de los asesinados, a los que ha descrito como "mártires".
AVANCES EN BENGHAZI
Las tropas del Ejército aliadas al Gobierno oficial libio, con sede en Tobruk, han logrado en las últimas semanas algunos avances en Benghazi, si bien no han conseguido expulsar del lugar al Estado Islámico y otras milicias islamistas aliadas.
La ciudad ha sido uno de los puntos clave en las confrontaciones en el país desde que el general Jalifa Haftar, aliado de las autoridades de Tobruk, lanzara en mayo de 2014 la 'Operación Dignidad' contra las milicias islamistas.
Benghazi ha sido uno de los focos de los combates desde el derrocamiento y ejecución a manos de los rebeldes de Muamar Gadafi en octubre de 2011, que derivó en la división del país en dos gobiernos enfrentados y respaldados por diferentes milicias.
El gobierno de unidad surgido tras un acuerdo mediado por Naciones Unidas llegó recientemente a la capital, Trípoli, para intentar unificar el país políticamente, aunque por el momento la situación sigue altamente fragmentada.