Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Estado Islámico exige el pago de impuesto a los comerciantes de oro de Mosul

El grupo extremista Estado Islámico ha puesto en su punto de mira a los comerciantes de oro de la localidad iraquí de Mosul, a los que extorsiona con impuestos abusivos para poder financiar sus operaciones en Irak y en Siria.
En base a las informaciones facilitadas por el portal de noticias kurdo Rudaw, el grupo ha abierto dos centros de recaudación de impuestos en el este y el oeste de la ciudad.
"Tenemos que pagar un tercio del dinero y oro de nuestras tiendas", ha dicho uno de los orfebres del bazar de la localidad. "El ISIS --Estado Islámico de Irak y el Levante, anterior nombre del grupo-- nos informó de que visitáramos el centro, que está en el edificio que antiguamente alojaba el Museo de Irak, para declarar el valor y pagar un tercio como impuestos", ha agregado.
"El Islam afirma que la tasa sobre el oro es del 2,5 por ciento, así que ¿de dónde se sacan esta norma?", se ha preguntado. "Sin embargo, les daré un tercio de mi oro y dinero para evitar sus tribunales de la 'sharia', que suelen condenar a latigazos o a muerte. Venderé mi tienda tras ello antes de perderlo todo", se ha lamentado.
Sin embargo, el grupo extremista ha solicitado el pago de estos impuestos también a los vendedores callejeros y a las gasolineras. "Los vendedores tienen que pagar alquileres no inferiores a 2.000 dólares (cerca de 1.560 euros), dinero que va al Ministerio de Finanzas del Califato Islámico", ha dicho uno de ellos.
"Pagué 2.100 dólares y me dieron un papel con el sello del ISIS. El papel no menciona la cantidad que pagué ni lleva firma alguna", ha manifestado. "Tuve que pagar o me quedaría sin trabajo como muchos otros que se fueron de Mosul", ha agregado.
Las nuevas normas afectan también al dinero de los ciudadanos en los bancos del Gobierno, sin que se puedan retirar cantidades superiores a los 20 millones de dinares iraquíes (alrededor de 13.400 euros).
"Antes de ir al banco tienes que ir a un tribunal del ISIS y pedir que se te permita retirar dinero del banco, explicando los motivos por los que lo necesitan", ha explicado Saba, una residente de Mosul.
"Los que han ingresado dinero en el banco para ganar dinero a través de los intereses han perdido su derecho a reclamar su dinero, al considerar que las cuentas de ahorro son una forma de usura", ha detallado.
Asimismo, Saba ha sostenido que el proceso, que se puede extender durante más de una semana, "cuenta con un impuesto del diez por ciento que se queda el grupo para su financiación".
El grupo es una organización yihadista nacida en Irak y relacionada --aunque no vinculada-- con la red terrorista Al Qaeda. Con la sublevación en 2011 contra el régimen del presidente sirio, Bashar al Assad, el grupo penetró en Siria y desde allí ha lanzado en las últimas semanas una ofensiva que le ha permitido hacerse con el control del norte y el oeste de Irak.
Estado Islámico proclamó a finales de junio el Califato Islámico y nombró califa a su líder, Abú Bakr al Baghdadi. La nueva organización se declara Estado independiente y reclama que todos los musulmanes del mundo le juren fidelidad.