Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El Estado Islámico ejecuta a cuatro de sus miembros por huir de Ramadi ante los avances del Ejército

El grupo yihadista Estado Islámico ha ejecutado este miércoles a cuatro de sus integrantes por huir de la localidad de Ramadi a causa de los avances de las fuerzas de seguridad, que recuperaron la ciudad a finales de diciembre.
El Comando de Operaciones de Anbar ha detallado que las ejecuciones han tenido lugar en la localidad de Hit, ubicada 70 kilómetros al oeste de Ramadi, agregando que la formación yihadista "ha amenazado con la muerte a los miembros que huyan del campo de batalla".
Según estas informaciones, recogidas por el portal local de noticias Iraqi News, el Estado Islámico ha advertido a sus miembros que, además "sus casas serán quemadas y sus familiares detenidos" en caso de que deserten.
Ramadi, capital de la provincia de Anbar --de mayoría suní-- se encuentra a solo dos horas en coche de Bagdad y su reconquista se había convertido en la máxima prioridad a corto plazo del Gobierno iraquí tras su exitoso contraataque en la ciudad de Tikrit, de la que expulsaron en abril a Estado Islámico.
La toma de la ciudad fue la primera gran victoria del Ejército iraquí, ya que anteriores avances como el que permitió tomar la ciudad de Tikrit en abril se debían al avance de las milicias paramilitares chiíes apoyadas por Irán.
Sin embargo, Ramadi fue tomada por tropas del Ejército sin ninguna ayuda de las milicias chiíes, apartadas de la batalla para evitar tensiones con la población suní.