Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Un misil israelí vuelve a impactar sobre una escuela de la ONU en Gaza

El desconcierto y la incredulidad a las puertas de la escuela dan paso en seguida a la cruda constatación de lo ocurrido: un ataque del ejército israelí ha alcanzado hoy a una escuela de la ONU en Rafá para refugiados que se encontraba repleta de civiles. La explosión ha provocado 10 muertos y decenas de heridos en el que se constituye como el segundo ataque a una escuela de la ONU esta semana en Gaza, cuyos habitantes ya no saben dónde buscar resguardo. Las escenas de dolor y la indignación por esta nueva matanza de inocentes se repiten por toda la Franja, donde solo horas antes habían vivido otra madrugada de pesadilla. Los bombardeos de ejército israelí han colapsado durante la noche hospitales y morgues. Las autoridades de la Franja cifran ya en más 1.700 el número de palestinos muertos y a más de 9.100 los heridos desde el inicio de la denominada operación Margen Protector. Además, la ofensiva terminará, como dijo anoche el primer ministro Netanyahu, cuando destruyan todos los túneles de Hamás, con quien descarta pactar ya tregua alguna. Su anuncio coincidía con la confirmación de que dan ya por muerto soldado israelí a quien se creía capturado el viernes.