Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Israel dice a la ONU que ha tomado medidas para evitar la muerte de civiles

Imagen tomada de un video distribuido por el ministerio de Defensa israelí que muestra el lanzamiento de un cohete durante las pruebas finales del escudo antimisiles "Iron Dome", el 19 de julio de 2010 en algún lugar del sur de Israel. EFE/Ministerio de Defensa israelítelecinco.es
Israel ha entregado un informe al secretario general de la ONU, Ban Ki Moon, en el que defiende que ha llevado a cabo "numerosos cambios", con respecto a la ofensiva que lanzó en Gaza hace año y medio, para evitar la muerte de civiles.
"El Ejército israelí ha hecho numerosos cambios en sus procedimientos operacionales y sus políticas con el objetivo de mejorar aún más la protección de civiles de los peligros de la batalla y de la propiedad privada en operaciones militares", se afirma en el documento, publicado en la página web del Ministerio de Exteriores.
Entre las modificaciones figuran las instrucciones, "que actualmente están siendo implementadas", para el "establecimiento de una doctrina clara sobre las municiones que contienen fósforo blanco".
La operación militar israelí en Gaza "Plomo Fundido" dejó más de 1.400 palestinos muertos, la mayoría civiles (incluidos más de trescientos menores), en parte por el empleo de fósforo blanco en zonas muy pobladas, lo que prohíbe el derecho internacional.
El Ejército israelí también ha aplicado o está aplicando "importantes nuevos métodos diseñados para mejorar la protección de civiles durante la guerra urbana, por ejemplo enfatizando aún más que ésta es una parte integral de la misión del mando", según se indica en el documento.
Entre ellos figura la integración de un "Oficial de Asuntos Humanitarios" en cada unidad de combate mayor que un batallón y con responsabilidades para aconsejar al mando y educar a los soldados.
Israel ha publicado tres informes sobre la ofensiva (los anteriores en julio de 2009 y enero de 2010) en los que defiende su actuación global, aunque informa del estado de los cambios operativos y las investigaciones internas.
Este último fue entregado el pasado viernes al secretario general de la ONU, Ban Ki Moon, señaló a Efe Igal Palmor, portavoz del Ministerio israelí de Exteriores.
Israel asegura en el documento que ha abierto más de 150 investigaciones militares sobre casos de presunta vulneración de las normas por sus soldados durante la operación, de los que sólo en tres ha habido imputaciones.
Se trata de dos soldados que utilizaron a un niño palestino como escudo humano, otro que mató a una mujer que -según testigos- ondeaba una bandera blanca y uno más, por robar una tarjeta de crédito.