Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Gaza recupera la calma con la entrada en vigor del último alto el fuego

El Ejército israelí ha retirado a sus tropas de la Franja de Gaza una vez que ha entrado en vigor el alto el fuego según ha informado el diario israelí 'Haaretz'. Además, Israel ha dado por finalizadas sus operaciones de localización y destrucción de túneles construidos por el Movimiento de Resistencia Islámica (Hamás) en la frontera con la Franja de Gaza. Por el momento ambas partes están respetando la tregua y las calles de Gaza vuelven poco a poco a respirar tranquilidad.

Un alto cargo militar citado por el diario ha matizado que una pequeña fuerza permanecerá en alerta cerca de la frontera entre Israel y el enclave por si las facciones palestinas violan el acuerdo. "Responderemos si disparan", ha dicho.
El anuncio ha llegado de forma simultánea a las informaciones publicadas por varias emisoras israelíes sobre la finalización de los trabajos de localización y destrucción de los túneles construidos por el Movimiento de Resistencia Islámica (Hamás) en la frontera.
En base a estas informaciones, al menos 32 túneles y decenas de puntos de acceso han sido destruidos. La emisora Army Radio ha asegurado que durante las operaciones se han bombardeado 4.800 objetivos y se ha matado a alrededor de 900 terroristas, lo que supondría algo menos del 50 por ciento de las víctimas. Sin embargo, Naciones Unidas dice que cerca del 80 por ciento de los más de 1.800 muertos son civiles.
Un portavoz del Ejecutivo israelí confirmó a última hora del lunes el compromiso de su administración para "comenzar a aplicar la iniciativa egipcia" el martes por la mañana. "Si el alto el fuego se respeta, no habrá necesidad de presencia de fuerzas en la Franja de Gaza", ha apuntado.
Por su parte, el portavoz de Hamás, Sami Abu Zuhri, ha informado a Reuters de que el partido-milicia ya ha trasladado a Egipto "su conformidad con el periodo de calma de 72 horas".
Las partes ya acordaron el pasado jueves poner fin a sus enfrentamientos durante tres días, pero la calma saltó por los aires en sólo unas horas el viernes por la mañana. Israel dio por rota esa tregua tras un ataque de milicianos de Hamás contra un grupo de soldados, si bien la formación islamista alegó que el suceso tuvo lugar antes del inicio del alto el fuego y acusó a Israel de violar el acuerdo bombardeando Rafá.
Además de los más de 1.800 palestinos fallecidos, alrededor de 10.000 han resultado heridos desde el inicio de la operación 'Margen protector', lanzada por Israel contra el enclave palestino el 8 de julio.
Por otra parte, han muerto 63 soldados y dos civiles israelíes a causa del impacto de un cohete, así como un ciudadano de nacionalidad tailandesa. La muerte de todos los soldados israelíes se ha producido después de la decisión tomada el 17 de julio por el Gobierno israelí de iniciar una operación terrestre contra el enclave.