Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Israel ha evacuado a 200 judíos yemeníes en operaciones secretas en los últimos años

El Gobierno israelí ha evacuado a unos 200 judíos de Yemen en los últimos años en una serie de operaciones secretas que han sido divulgados este lunes, después de que el domingo se confirmara la llegada a Israel del último grupo de 19 judíos.
El último grupo evacuado corresponde a 14 personas residentes en la ciudad de Raydah y a cinco personas más integrantes de una misma familia que vivían en Saná. La evacuación ha contado con la colaboración de diversas agencias y ministerios israelíes y también del Departamento de Estado norteamericano. Uno de los evacuados es un rabino que trae consigo un rollo de la Torá de más de 500 años de antigüedad.
"Es un momento muy importante en la historia de Israel y de la aliya" o inmigración, ha afirmado el presidente de la Agencia Judía, Natan Sharansky, en declaraciones recogidas por el diario israelí 'Haaretz'. Sharansky ha destacado que con estas evacuaciones "concluye esta histórica misión".
Sin embargo, aproximadamente medio centenar de judíos, la gran mayoría residentes en Saná, han elegido permanecer en Yemen. La mayoría viven en un complejo cerrado situado junto a la Embajada estadounidense y cuentan con protección de las autoridades.
La emigración de judíos de Yemen a Israel comenzó en 1949, con la creación del Estado israelí, y habría permitido a 51.000 yemeníes salir del país. La inmensa mayoría, unos 50.000, viajaron a Israel entre 1949 y 1950 en la denominada Operación Alfombra Mágica.
La evacuación de los judíos se ha acelerado en los últimos años ante el estallido de la guerra entre las milicias huthis y sus aliados y el Gobierno central yemení apoyado por Arabia Saudí. Además, han surgido organizaciones yihadistas. Desde 2008 al menos dos judíos han sido asesinados en ataques racistas.