Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Israel destruye tres proyectos humanitarios financiados por la UE en Cisjordania

Bruselas denuncia el "desplazamiento forzoso de palestinos" tras la destrucción de instalaciones de acogida para palestinos sin hogar
Las fuerzas de seguridad israelíes tomaron y desmantelaron los proyectos humanitarios situados en Ras a Baba (también conocido como Jabal al Baba), en el conocido como corredor E1 que separa el asentamiento de Maale Adumim de Jerusalén, único nexo entre el norte y el sur de Cisjordania.
Los tres refugios, construidos con material prefabricado, acogían a familias palestinas afectadas por las inundaciones que azotaron la región en diciembre. Estas instalaciones fueron levantadas con cargo a la institución humanitaria de la UE DG Echo y con contribuciones de la ONG francesa Acción contra el Hambre.
El negociador jefe de la Organización para la Liberación Palestina (OLP), Saeb Erekat, ha calificado este asalto de "más que provocación, es un crimen" y lo vinculó al deterioro del proceso de paz abierto con los israelíes. "Pedimos a la UE que aplique sus normas en represalia a Israel. Esto es coherente con la política israelí de desplazamiento forzado de población palestina en Jerusalén Este y sus alrededores", ha añadido, informa el diario británico 'The Guardian'.
Desde Bruselas, fuentes comunitarias han denunciado esta acción, sucedida el pasado 8 de abril, por considerarla un "desplazamiento forzoso de palestinos" que viola las normas del Derecho Internacional y "debe cesar de inmediato", informa el portal EurActiv. "Debemos denunciar las consecuencias humanitarias de tales acciones e intentar evitar otras demoliciones condenándolas sin reservas", han añadido en declaraciones bajo condición de anonimato, al tiempo que ha desvelado que hay consultas internas en marcha para pedir compensaciones para este tipo de medidas.
"Deberíamos pedir compensaciones a Israel siempre que sean destruidos proyectos de ayuda humanitaria financiados por la UE", ha señalado una fuente comunitaria en declaraciones bajo condición de anonimato.
Además, hasta ahora las demoliciones y desalojos en la zona E1 han sido el preámbulo de la construcción de nuevos asentamientos de colonos judíos. "Está claro que está en un lugar atractivo y si vas allí comprendes fácilmente por qué es condicionado por los israelíes", ha señalado un diplomático europeo en declaraciones a EurActiv. "Es muy bonita y tiene una gran vista de Jerusalén. También está entre Maale Adumim y Jerusalén, por lo que son terrenos de primera categoría para la construcción", ha agregado.
En 2012 fueron demolidas 79 estructuras financiadas por la UE en la conocida como Zona C, y otras 54 fueron destruidas por los israelíes en los seis primeros meses de 2013, según datos de Bruselas. Entre 2002 y 2012 Israel ha destruido proyectos de cooperación por valor de 49,2 millones de euros, incluidos 29,4 millones procedentes de la UE o sus Estados miembros.