Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Israel niega que esté implicado en el ataque del Sinaí

El Gobierno israelí ha desmentido que tenga relación alguna con el ataque perpetrado anoche contra una comisaría egipcia en el Sinaí y el posterior intento de infiltración en la frontera entre Egipto e Israel.
Este lunes los Hermanos Musulmanes egipcios acusaron al Mossad, los servicios secretos israelíes para el exterior, de estar tras este ataque, en el que perdieron la vida 16 militares egipcios.
"Incluso la persona que dice esto, cuando se mira a sí mismo en el espejo no se cree el sinsentido que está diciendo", ha afirmado un portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores israelí, Yigal Palmor.
En un texto publicado en su página web, los Hermanos Musulmanes afirman que el ataque "puede ser atribuido al Mossad". El objetivo, según afirma el grupo en su página web, es boicotear el mandato de Mohamed Mursi, candidato de los Hermanos Musulmanes recientemente elegido presidente de Egipto.
"Este crimen se puede atribuir al Mossad, que ha estado intentando abortar la revolución desde su concepción y la prueba de ello es que dio instrucciones a los ciudadanos sionistas del Sinaí de salir inmediatamente (de la zona) hace unos días", denuncia.
El grupo islamista asegura que el Mossad ya intentó el año pasado poner fin a la revuelta que culminó con la dimisión del presidente Hosni Mubarak. Así, consideran "imperativo revisar las cláusulas" del acuerdo de paz suscrito en 1979 entre Egipto e Israel y que suponen la desmilitarización de la península del Sinaí.
"También llama nuestra atención el hecho de que nuestras fuerzas en el Sinaí no sean suficientes para proteger nuestras fronteras, lo que convierte en imperativo revisar las cláusulas del acuerdo firmado entre nosotros y la entidad sionista", prosigue.
Las autoridades egipcias han responsabilizado del ataque a un grupo de "infieles", probablemente en referencia a su afiliación al yihadismo salafista internacional y ha anunciado una ofensiva de seguridad para garantizar el control en la zona.