Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Israel detiene brevemente a dos periodistas de 'The Washington Post'

Las autoridades de Israel han detenido brevemente este martes a dos periodistas del diario estadounidense 'The Washington Post', un incidente descrito por el Gobierno como "debido probablemente a un desafortunado malentendido".
Según las informaciones facilitadas por la prensa israelí, ambos fueron detenidos después de que un peatón denunciara ante la Policía que ambos "estaban dirigiendo a jóvenes árabes para que llevaran a cabo provocaciones".
William Booth, el jefe de la oficina del diario en Jerusalén, y Sufian Taha, un reportero, estaban haciendo entrevistas en la Puerta de Damasco, una de las entradas a la Ciudad Vieja, cuando la Policía Fronteriza les detuvo durante algo más de media hora.
"Pese a que han sido liberados, consideramos la detención de cualquiera de nuestros periodistas en cualquier lugar como extremadamente preocupante", ha dicho el jefe de Internacional del diario, Douglas Jehl.
El Gobierno israelí se ha disculpado rápidamente, recalcando que "la libertad de prensa es un valor supremo en la democracia israelí". "Israel hace todo lo posible para permitir a la prensa extranjera trabajar libremente, sin presiones", ha agregado.
Por ello, ha reclamado a las fuerzas de seguridad y a los periodistas que "actúen con contención y eviten confrontaciones en estos momentos tensos", asegurando que "trabaja para evitar este tipo de incidentes".
Por su parte, el portavoz de la Policía, Peter Lerner, ha dicho que la información dada a los agentes y que llevó a la detención de los periodistas "era infundada", disculpándose "por cualquier aflicción causada".
"La Policía es consciente de la necesidad de sensibilidad y los agentes son instruidos para que permitan a los periodistas hacer su trabajo, incluso en centros de fricción especialmente sensibles debido a la situación de seguridad", ha remachado.
La Asociación de Prensa Extranjera ha criticado duramente las detenciones, apuntando "no creer que sea una coincidencia que una acusación infundada de 'incitación' fuera hecha en un momento en el que hay una cortina de acusaciones de sesgo contra la prensa extranjera por parte de funcionarios israelíes".