Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Israel reconoce algunos errores en el abordaje a la flotilla solidaria

Primeras declaraciones de Israel tras el abordaje del ejército a la 'Flotilla para la Libertad', operación que costó la vida de nueve activistas internacionales que llevaba ayuda humanitaria a Gaza. Un teniente de la Marina autorizado ha declarado que faltó planificación a la hora de abordar el barco así como equipamiento. Aún así, creen que la respuesta del ejército fue acorde al comportamiento del adversario.
Algunos de los soldados llevaban pistolas cargadas con balas de pintura, armas no letales diseñadas para magullar y marcar a los sospechosos para un arresto posterior, pero que, al parecer, resultaron ser de un uso limitado contra los activistas, que llevaban equipamiento de protección.
"Una serie de combatientes que entendieron la situación, la amenaza que suponía para sus vidas, reorientaron su posición y sencillamente emplearon armas con munición real", señaló el teniente de los infantes de Marina. Algunos expertos cuestionaron si una unidad de Policía antidisturbios podría haberse enfrentado a la resistencia con menos víctimas mortales.

 
"El resultado fue diferente a lo que pensábamos, pero debo decir que fue principalmente por el comportamiento inapropiado del adversario que encontramos", indicó. Aunque la Policía israelí mantiene cierta cuarentena de los activistas del buque 'Mavi Marmara' que ha impedido la publicación de testimonios diferentes a los de Israel, una grabación de vídeo por parte de uno de los pasajeros mostraba a dos soldados siendo golpeados. El Ejército israelí también publicó unas imágenes nocturnas de una media decena de soldados enfrentándose con unos 30 activistas.
Un experto en guerra marítima, Jason Alderwick, culpó a los soldados por fracasar al no abordar el barco de forma más eficiente. "El éxito comienza con la planificación y con una Inteligencia decente, y ya han abordado barcos antes", aseguró. "Esta vez, no lo hicieron lo suficientemente rápido y con un número de efectivos suficiente para establecer el control total", añadió.
"Está claro que el equipamiento para dispersar a la multitud fue insuficiente", afirmó el jefe de las Fuerzas Armadas de Israel, teniente general Gabi Ashkenazi. Israel señaló que siete infantes de Marina resultaron heridos, uno de ellos después de que los activistas le lanzaran por la borda y otros dos por heridas de bala.
El viceministro de Defensa de Israel, Matan Vilnai, rechazó los comentarios de que el ministro de Defensa, Ehud Barak, debería dimitir, y subrayó que Israel había agotado las vías para frenar al 'Mavi Marmara' y a los otros cinco barcos de la flotilla. IM