Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Italia conmocionada tras la repentina muerte de dos bebés en un hospital al sur del país

Italia vive conmocionada tras la muerte de dos bebés en pocos días en el hospital Ospedali Riuniti de Foggia. Giorgia Mavilio, dice su padre, Mario, nació el 16 de diciembre con una cesárea programada. Tuvo problemas respiratorios y fue trasladado a la unidad neonatal de cuidados intensivos donde murió dos días después. Samuel Fox también nació por cesárea y murió el 24 de diciembre, dice su padre, Joseph. 
Los dos pequeños estaban en cunas muy cercanas. Se baraja la posibilidad de que los dos sufrieran una septicemia, una infección que avanza muy rápido y con altos porcentajes de mortalidad. A ambos se les ha practicado la autopsia de la que aún no se tiene el resultado.
No obstante, el director sanitario del centro de Foggia, Deni Aldo Procaccini, ha asegurado que el fallecimiento de los niños está ligado a "patologías independientes" y que no existe "ninguna correlación" entre ellos. Aun con todo, el hospital llevará a cabo una investigación interna para esclarecer los hechos.
El episodio también ha despertado el interés del Parlamento, donde la comisión que se encarga de supervisar posibles errores sanitarios ha decidido abrir una investigación.
Además, según la prensa italiana, en las últimas semanas se han registrado otros casos de 'mala sanidad' en distintas partes del país, motivo por el que el principal partido de la oposición, el Partido Demócrata, ha propuesto instituir una estructura independiente que esté por encima de las partes implicadas y actúe como garante de la Sanidad. 
EBP