Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Italia despide a las casi 300 víctimas del terremoto con un funeral de Estado

Italialleva a cabo los funerales de Estado por las víctimas deln seísmo. Video: Informativos Telecinco.telecinco.es
Italia ha despedido a las casi 300 víctimas que ha dejado el terremoto que azotó el centro del país el pasado lunes con un emotivo y solemne funeral de Estado presidido por el secretario de Estado del Vaticano, Tarcisio Bertone, ante 205 féretros. Con un mensaje del papa Benedicto XVI comenzó la ceremonia fúnebre a la que asistieron unas 5.000 personas, entre vecinos, políticos, amigos y familiares de las víctimas.
A dar inicio a la ceremonia, el mensaje del Papa que ha leído el monseñor Georg Gaenswein. Benedicto XVI ha asegurado sentirse "espiritualmente cercano" en estas "horas dramáticas".
Asimismo, el Papa insta a todos a "tener coraje y a luchar contra la desesperanza". En el funeral de Estado, que coincide con la fiesta católica del Viernes Santo y en el que estuvieron expuestos los ataúdes de cinco niños, se pudo comprobar por primera vez la magnitud de la tragedia humana más allá de las imágenes de destrucción que se han visto en los últimos días.
Con este funeral se dijo adiós oficialmente a las, por ahora, 290 víctimas de una tragedia que ha consternado a la comunidad internacional y que aún no ha concluido, pues los seísmos siguen azotando el centro de Italia mientras se busca a una veintena de desaparecidos.
El acto fue celebrado en el cuartel de la Escuela de la Guardia de Finanzas de L'Aquila, la capital de los Abruzos y una de las ciudades más afectadas por el sismo de 5,8 grados en la escala de Richter del pasado lunes, y en él estuvieron presentes los representantes de las más altas instituciones del país.
Desde el presidente de la República italiana, Giorgio Napolitano, hasta el presidente de la Cámara de los Diputados, Gianfranco Fini, pasando por el primer ministro, Silvio Berlusconi -quien se mostró muy afectado, llegando incluso a llorar-, los más altos cargos del Estado se acercaron a L'Aquila para dar el último adiós a los fallecidos.
Las escenas de dolor se repitieron en la Plaza de Armas de la Escuela de la Guardia de Finanzas que hoy asemejaba un cementerio por los más de doscientos féretros allí dispuestos -el más pequeño el de un niño de sólo cuatro meses-.
Cada uno de los ataúdes, numerados, estaban cubiertos por un ramo de flores y, en cinco casos, pequeños féretros, de los al menos veinte niños que han perdido la vida, fueron colocados junto a los de sus progenitores en un acto en el que se produjo algún desvanecimiento.
"Pienso en todo esto y siento nacer la esperanza en el corazón, pues se advierte ya en el aire que bajo los escombros hay ya ganas de comenzar de nuevo, de reconstruir, de volver a soñar", dijo el secretario de Estado vaticano.
Durante el funeral, Bertone tuvo un especial recuerdo para el bombero Marco Cavagna, quien falleció por un infarto a causa de la extenuación de las tareas de rescate mientras intentaba buscar a posibles supervivientes entre las ruinas de una región, Los Abruzos, para cuya reconstrucción harán falta varios miles de millones de euros.
Pánico tras las réplicas
La pasada noche una sacudida de 4,9 de intensidad ha vuelto a sembrar el pánico entre los vecinos de la zona. La pasada noche se ha sentido otro seísmo en los pueblos límitrofes de los Abruzzos y hasta en Roma.
Los expertos opinan que el frente del terremoto se está trasladando hacia el norte y los geólogos buscan interpretar qué dimensiones tendrá.
 La lista actualizada de muertos ha sido difundida por Protección Civil y los fallecidos llegan a 290, según publica el 'Corriere della Sera'. El balance de los heridos se eleva a 1.500, aunque la cifra de personas asistidas son ya 20.000.
Las ayudas del Gobierno
El terremoto ha quedado definido como causa de fuerza mayor que autoriza la renegociación de las hipotecas contraídas por la población con los institutos de crédito", reza el comunicado de prensa divulgado al término del Consejo de Ministros.
Entre las medidas que contempla el Ejecutivo de Silvio Berlusconi figura además la indemnización de 800 euros mensuales a los titulares de actividades económicas comerciales, productivas, agrícolas o similares, así como una atribución de hasta 400 euros mensuales para las familias evacuadas.
Como ya se anunció previamente se suspenderán las facturas de electricidad y de gas de los afectados, aunque el comunicado de prensa del Gobierno especifica que la suspensión es por dos meses, que podrán ser prorrogables si así se decide.
Todas estas medidas llegan cuando los evacuados, de los que 10.000 se encuentran ya en las instalaciones hoteleras habilitadas al efecto, se disponen a despedir a los fallecidos, entre los que al menos hay 20 niños, en un funeral de estado que estará presidido hoy por el secretario de Estado vaticano, Tarcisio Bertone.
Tras el rito católico se rezarán oraciones musulmanes debido a que seis de los muertos son de religión islámica.ZA