Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Italia dice que no se discute una intervención militar en Libia por ahora

Francia avisa de que el Estado Islámico se beneficia del "caos" y defiende sanciones contra quienes traban al Gobierno de unidad
El ministro de Exteriores italiano, Paolo Gentiloni, ha dejado claro este lunes que por ahora no se discute una intervención militar extranjera en Libia pero ha confiado en que la UE vuelva a confirmar su apoyo a un Gobierno de unidad nacional en el país tras la discusión que mantendrán los Veintiocho con el enviado especial de la ONU para Libia, Martin Kobler.
"No se discute una intervención extranjera en nuestras discusiones", ha explicado el jefe de la diplomacia italiana en declaraciones a la prensa a su llegada a la reunión con sus homólogos de la UE.
"Lo que se prevé por ahora es un apoyo internacional muy fuerte para lo que el Diálogo Político libio decidió en Túnez la semana pasada. Este apoyo se confirmará entiendo hoy con la reunión con Martin Kobler", ha puntualizado el italiano.
El jefe de la diplomacia italiana ha insistido en que el proceso para establecer un Gobierno de unidad nacional es "un proceso dirigido por los libios" que constituye "un primer paso hacia la estabilización del país".
El ministro de Exteriores en funciones español, José Manuel García Margallo, ha manifestado la "enorme preocupación" de España por el hecho de que "no se está avanzando a la velocidad" deseada para establecer un Gobierno de unidad nacional "que es el prerrequisito para que pueda haber una resolución del Consejo de Seguridad (de la ONU) que nos permita actuar" en Libia.
Su homólogo británico, Philip Hammond, ha incidido en el interés de "todos" los europeos en ver "el pleno respaldo al Gobierno de unidad nacional y su instalación en Trípoli como el Gobierno de facto, eficaz de Libia". "La UE tiene grandes planes de colaboración con el Gobierno libio una vez que esté adecuadamente establecido", ha explicado, al tiempo que ha dejado claro que "Libia sigue siendo una ruta de la inmigración irregular importante a la Unión Europea".
"Además de preocuparnos de la situación en Turquía, necesitamos pensar en el potencial de que continúen los flujos migratorios a través de Libia", ha avisado.
SANCIONAR A LOS QUE PONEN TRABAS
El ministro de Exteriores francés, Jean-Marc Ayrault, ha advertido por su parte que "la situación en Libia es dramática" y ha insistido en "la urgencia" de que haya un Gobierno de unidad nacional en el país, por lo que ha avisado la UE está dispuesta a avanzar en sanciones al margen de la ONU contra los que ponen trabas al mismo.
"Estamos listos para exigir sanciones contra aquellos que ponen trabas, aquellos que impiden a las autoridades libias instalarse, de hacer su trabajo, de poner orden en el país, garantizar la seguridad de su país y luego trabajar todos juntos en la lucha contra el terrorismo", ha dicho el jefe de la diplomacia gala, que ha evocado los últimos atentados en Costa de Marfil y Turquía del fin de semana y ha insistido en que "el caos político" en Libia "permite al Estado Islámico prosperar y progresar amenazando los países vecinos" como Túnez.
Los ministros de Asuntos Exteriores de la UE darán luz verde este lunes a avanzar con sanciones contra dirigentes libios que perjudican la formación de un Gobierno de unidad nacional, según han explicado varias fuentes diplomáticas, que se han mostrado convencidas de que se superarán las reservas de Grecia, Chipre y Malta para ello. Si hay "acuerdo político" de los Veintiocho las sanciones se aprobarían más adelante una vez estuvieran listos los textos jurídicos "en el momento oportuno".
En este caso, la UE avanzaría para congelar los activos financieros y restringir la entrada a la UE del presidente y el primer ministro del Gobierno rebelde de Trípoli, Nuri Abusahmani y Jalifa Al Ghwell, respectivamente, y el presidente de la Cámara de Representantes de Tobruk, Aguila Saleh, quien ya rechazó la primera lista de 32 miembros del Gobierno de unidad nacional auspiciado por la ONU y encabezado por el primer ministro designado, Fayez Serraj, según varias fuentes diplomáticas.
La Alta Representante de Política Exterior y de Seguridad Común de la UE, Federica Mogherini, ha explicado que los Veintiocho discutirán con Kobler "cómo proceder" en Libia, algo que abordó también el secretario de Estado norteamericano, John Kerry, en París este domingo.
"Será importante que encontremos las maneras de aportar nuestro apoyo de la Unión Europea en todos los campos posibles, empezando por el humanitario al pueblo libio", ha dicho.