Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Italia insiste en que la situación en Libia no puede mantenerse y abre la puerta a la intervención

La ministra de Defensa italiana, Roberta Pinotti, ha insistido este jueves en la gravedad de la situación en Libia, donde el caos y la falta de gobierno estable han sido aprovechados por el grupo terrorista Estado Islámico para ganar terreno, y no ha descartado una intervención militar a nivel internacional.
"No puedo imaginarme pasar la primavera con una situación libia todavía bloqueada", ha comentado la ministra en una entrevista a 'Il Corriere della Sera'. Según ha explicado, en el último mes, Italia ha trabajado "más asiduamente" con Estados Unidos, Reino Unido y Francia sobre este asunto.
"No hablaría de aceleración, mucho menos unilateral: estamos todos de acuerdo en que hay que evitar acciones no coordinadas, que en el pasado no han producido buenos resultados", ha afirmado, recordando las intervención militar que permitió la caída de Muamar Gadafi.
Según la ministra italiana, actualmente "hay un trabajo más concreto de recogida de información y de formulación de planes posibles de intervención sobre la base de los riesgos predecibles".
Pinotti ha expresado el temor a que "algunas derrotas" de Estado Islámico en Irak puedan empujar a la organización terrorista a "convertir a Libia en un nuevo frente", además de tener en cuenta el hecho de que los yihadistas han intentado ganar terreno en torno a Sirte, donde tienen su feudo. "El tiempo seguramente apremia", ha reconocido.
Así las cosas, la ministra italiana ha insistido en la importancia de que salga adelante el Gobierno de unidad nacional pactado entre los dos bandos enfrentados, ya que esto daría legitimidad a una eventual intervención internacional a petición suya.
"No debemos dar argumentos a la propaganda yihadista, que tendría interés en presentar cualquier acción como una invasión occidental", ha subrayado.
Italia, por su proximidad con las costas libias --desde donde parten barcos con inmigrantes--, se ha convertido en la principal voz de alerta respecto al riesgo que supone que Estado Islámico siga consolidándose a las puertas de Europa.