Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

James Murdoch, citado de nuevo en la Cámara de los Comunes

El presidente del grupo News International, James Murdoch, ha sido citado de nuevo para declarar en noviembre en la Cámara de los Comunes en un intento por que aclare las contradicciones surgidas sobre a su primera declaración tras las pruebas aparecidas en los últimos meses.
Murdoch compareció en julio junto su padre, el magnate de News of the World Rupert Murdoch, en la comisión de Cultura y Medios de la Cámara de los Comunes. Ambos negaron estar al tanto de los pinchazos telefónicos orquestados desde el semanario sensacionalista 'News of the World', cerrado tras el escándalo.
Sin embargo, varios testimonios posteriores a esta primera comparecencia han puesto en tela de juicio la declaración de James Murdoch, que volverá a sentarse ante la comisión parlamentaria el próximo 10 de octubre, según se ha conocido este lunes.
Esta nueva citación ha coincidido con la declaración prestada ante esta misma comisión por un antiguo directivo del grupo, Les Hinton, hasta este año responsable de Dow Jones & Company. Hinton, que ha comparecido por tercera vez, ha negado cualquier implicación en la trama y ha subrayado que no se considera un "cómplice".
Hinton ha admitido a través de una videoconferencia que no es "exacta" la versión esgrimida por algunos responsables del grupo empresarial, entre ellos él mismo, acerca de que las escuchas se limitaron a un único periodista. Sin embargo, ha aclarado que su declaración no fue "falsa" y ha insistido en que no se ha podido elaborar una plena composición de lo que ocurrió realmente.
"No veo razones por las que James Murdoch deba dimitir", ha asegurado Hinton, máximo responsable de News International hasta que en 2007 le sustituyó precisamente a quien ahora ha defendido.
Parte de las nuevas sospechas levantadas sobre algunos directivos del grupo descansan en un correo electrónico enviado por el reportero Clive Goodman, condenado por este escándalo y expulsado de la publicación. El periodista declaró en el texto de 2007 que consideraba injusto su despido, ya que la práctica de los pinchazos había sido discutido en las reuniones con la junta directiva.
"No creo que se pueda tomar la carta de Goodman como prueba de nada", ha apuntado Hinton, que presentó en julio su dimisión al frente de Dow Jones, la compañía que gestiona el 'Wall Street Journal'.
Sobre la indemnización de 243.000 libras abonada a Goodman tras su cese, Hinton ha defendido que la empresa actuó "muy responsablemente" y que se acordó este pago por considerarlo "lo mejor para la compañía", pese a que una investigación interna no vio fundamento en las acusaciones esgrimidas por el reportero.