Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El embajador de Japón afirma que Tokio no responderá a las "provocaciones" de Pekín sobre las islas en disputa

El embajador de Japón en España, Satoru Satoh, ha asegurado que Tokio no responderá a ninguna "provocación" de Pekín sobre las islas en disputa Senkaku/Diaoyu, ubicadas en el mar de China Oriental y de soberanía japonesa, y ha pedido a China que se comporte como "un miembro responsable de la comunidad internacional".
"Según nuestro punto de vista, no hay ninguna duda de que estas islas forman parte inherente del territorio de Japón", ha asegurado Satoh durante un desayuno informativo celebrado este martes en Madrid.
"Estamos muy preocupados por las provocaciones de barcos y aviones chinos, y también por la introducción unilateral de la Zona de Identificación de Defensa Aérea por parte de China", ha añadido. "Pero no vamos a responder a provocaciones. Queremos una solución pacífica", ha asegurado.
En medio del conflicto por los territorios del mar de China Oriental, el embajador de Japón ha instado a China a "que se comporte como un miembro responsable de la comunidad internacional y respete el imperio de la ley".
El embajador japonés ha sostenido que muchos países de la región de Asia Pacífico están "comprometidos" en mantener la paz y la estabilidad. Sin embargo, ha advertido de que deben tener "mucho cuidado". "No podemos bajar la guardia para mantener la paz, ante cualquier eventualidad que pudiera generar un cambio en el panorama de la región".
Las relaciones de los dos países asiáticos se han deteriorado debido, principalmente, a la disputa por las islas, un conflicto que se remonta a 1895.
Además, en los últimos meses los lazos entre Pekín y Tokio han empeorado tras diversas medidas, como la visita del primer ministro japonés al templo militar de Yasukuni en el que se encuentran los restos de 14 criminales de guerra o la inauguración en China de un monumento en homenaje a un coreano que acabó con la vida de un primer ministro japonés.
No obstante, el embajador japonés ha hecho alusión a las fuertes relaciones comerciales que mantienen los países desde hace años y, en este sentido, Satoh ha recordado que Shinzo Abe ha dejado "abierta la puerta al diálogo", una puerta que, según aseguró este sábado el portavoz del Gobierno chino, Qin Gang, Tokio había cerrado tras las declaraciones en las que Abe acusaba a China de tratar de cambiar su 'status quo' en la región a través de medios bélicos.