Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Japón denuncia la entrada de un barco chino en las aguas contiguas, próximas a las islas Senkaku/Diaoyu

El Gobierno japonés ha confirmado que una embarcación china ha navegado durante un período de unas dos horas en una zona contigua al área territorial nipona, muy próxima a la zona donde se encuentran las islas Senkaku/Diaoyu, a primera hora del jueves.
Las autoridades japonesas han indicado que se trata de la primera ocasión en la que se puede confirmar la navegación de un barco chino en la zona contigua, según recoge la cadena de televisión nipona NHK.
Japón controla la zona de estas islas, a las que considera como parte inherente de su territorio, si bien China y Taiwán también reclaman su soberanía.
Desde el pasado mes de enero, Tokio advirtió a Pekín de que no garantizaría el derecho de paso --contemplado por el Derecho Internacional-- a los barcos chinos que entren en las aguas territoriales de las islas, enviando patrullas para que abandonen la zona lo antes posible. Desde entonces, mantiene una importante tarea de patrullaje en la zona.
El primer ministro, Shinzo Abe, ha pedido a las agencias y ministerios competentes que estén preparados para algo inesperado y ha pedido que se coordine de forma estrecha con otros países y supervise la situación de forma atenta.
TENSIÓN DIPLOMÁTICA
Ante esta situación, el viceministro de Asuntos Exteriores japonés, Akitaka Saiki, ha convocado al embajador chino en Japón, Cheng Yonghua, para presentarle una protesta por la incursión de la fragata china.
Saiki ha recordado a Cheng que estas islas son territorio japonés, en términos históricos y de Derecho internacional.
CONFLICTO TERRITORIAL
La disputa territorial se remonta a 1895, cuando Japón se anexionó formalmente las islas para construir una planta procesadora de atún que dio empleo a 200 personas, aunque en 1940 el negocio se desplomó y las islas quedaron desiertas.
Entre 1945 y 1972, el archipiélago permaneció bajo dominación estadounidense, como parte de los acuerdos alcanzados entre Washington y Tokio tras la Segunda Guerra Mundial. Desde la salida estadounidense de las islas, China y Taiwán reclaman su soberanía.
China alega que descubrió el archipiélago en el siglo XIV y, a pesar de las tensas relaciones que mantiene con Taiwán, reconoce que algunas islas pertenecen al territorio como parte de la ciudad de Toucheng, ubicada en el condado de Yilan.
En cambio, Japón asegura que el archipiélago pertenece al completo a la ciudad de Ishigaki, ubicada en la prefectura de Okinawa, y, por tanto, rechaza las reivindicaciones chinas y cualquier acuerdo alcanzado entre Pekín y Taipei.