Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Japón planea reducir los niveles de radiactividad en los alimentos

El Ministerio de Sanidad de Japón planea reducir los niveles de radiactividad admitidos legalmente en los alimentos hasta un milisievert por año, lo que representa una quinta parte de la cifra actual, según informa la televisión estatal, NHK.
Tras el accidente nuclear en la central de Fukushima-1, ocurrido a raíz del terremoto y el tsunami del pasado 11 de marzo, las autoridades niponas decidieron elevar a cinco milisievert los niveles de radiactividad admitidos en los alimentos.
Este límite se estableció teniendo en cuenta la cantidad de radiactividad que es capaz de ingerir el cuerpo humano a través de los alimentos durante un año sin que ello tenga efectos negativos para la salud.
Si bien, el Gobierno ha decidido bajar los niveles de radiactividad admitidos para adecuarlos al estándar internacional. Esta rebaja se traduciría en una acumulación máxima de 500 becquerelios de cesio radiactivo por kilogramo en carne, pescado, verduras, hortalizas y cereales.
La medida, que entrará en vigor en abril, se conoce un día después de la Comisión de Seguridad Alimentaria de Japón recomendara que la exposición radiactiva a la que puede estar sometida una persona durante toda su vida se limite a 100 milisievert.