Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Jaycee Lee Dugard: "Soy tan feliz de estar de vuelta con mi familia"

Después de vivir 18 años secuestrada y tener dos hijas con su captor, Jaycee Lee Dugard ha querido compartir la felicidad de volver con su familia con el mundo mientras hace planes para el futuro. Ahora, vive con su familia y sus dos hijas, monta a caballo, cocina y piensa en colaborar en un libro. "Soy tan feliz de estar de vuelta con mi familia", ha afirmado en declaraciones recogidas por la revista People.
La portavoz de la familia, Erika Shulte, ha contado que Jaycee decidió dar sus fotos a People para "compartir su alegría con el mundo" y mostrar lo bien que está. Jaycee Lee vive con su madre, Terry Probyn, y sus dos hijas, Angel, de 15 años, y Starlit, de 11, y su hermana Shayna, que era un bebé cuando fue secuestrada.
"Viven una sorprendente vida normal, considerando las circunstancias", ha indicado Joan Curry, la madrastra de Jaycee Lee. Las niñas hablan de animales y de subir a los árboles. Jaycee habla de su amor por los libros. "Le encantan los misterios", dice su tía Tina Dugard.
Ha sido un reencuentro feliz para Jaycee y su familia tras su reaparición 26 de agosto. Secuestrada en 1991, pasó 18 años en la parte de atrás de la casa de su secuestrador, junto a sus hijas.
La tía de Jayce Lee ha explicado que la familia está "simplemente tratando de conocerse de nuevo". Esta maestra de escuela cuenta que "Jaycee y yo nos sentamos y ella habla de sus comidas favoritas y las cosas que quiere hacer. Y un día dijo 'soy tan feliz. Me siento feliz'". La familia se está acostumbrando a la niña que ahora ha crecido. "Realmente parece una mujer de 29 años", dice Tina. "Es fabulosa y hermosa", añade.
Tina está maravillada con la forma como Jaycee ha educado a sus hijas. "Una de ellas conoce las constelaciones y la otra sabe el nombre de las plantas". Las niñas se parecen a su madre, "tienen su pelo, sus ojos azules y su sonrisa".
Jaycee enseñó a sus dos hijas a leer y escribir durante el cautiverio. "Son educadas y brillantes," asegura Tina. "Está claro que han usado Internet y conocen un montón de cosas", asegura la tía. "Está claro que Jaycee hizo un gran trabajo con los limitados recursos que tenía y su educación limitada." A pesar de su terrible experiencia, las niñas parecen estar bien. "Soy maestra, conozco a los niños y te puedo decir que son dos niñas normales de 11 y 15 años". 
Tina también ha explicado que Jaycee y su hermana Shayna, que era un bebé cuando fue secuestrada su hermana, han tenido "una conexión instantánea". Además, Jayce y su madre siempre están juntas y sonriendo. "Sé que el camino por delante está lleno de un montón de experiencias distintas. Pero, por ahora, Jaycee está de vuelta con nosotros y se siente feliz", afirma.