Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Jonathan hace un llamamiento al diálogo a Boko Haram y les pide que "depongan las armas"

El presidente nigeriano, Goodluck Jonathan, ha hecho un llamamiento al diálogo este miércoles al grupo islamista Boko Haram y les ha pedido que "depongan las armas y abracen la paz", exponiendo al Gobierno sus "quejas".
"Esta administración está comprometida con hacer a Nigeria segura para todos los nigerianos, independientemente de nuestros lugares de nacimiento, cómo rezamos a Dios y nuestra persuasión política", ha aseverado Jonathan en su discurso con motivo del Día de la Independencia.
"A todos aquellos que llevan a cabo una guerra contra nuestro país, os pido que depongáis las armas y abracéis la paz", ha reclamado el mandatario, según informa el diario local 'The Punch'. "A aquellos de vosotros que tengáis quejas genuinas, os digo que Nigeria os escuchará, si planteáis vuestras quejas en la mesa de diálogo", ha añadido.
Jonathan ha prometido a los nigerianos que "no vacilará" en sus esfuerzos para construir un país "mejor" y ha lamentado que al igual que hace un año, Nigeria se encuentre en un "momento serio (...) pese a los muchos logros de nuestra administración".
Según el mandatario, esta situación se debe a "las actividades de elementos terroristas que han planteado un reto inimaginable a nuestra unidad como pueblo". Sin embargo, se ha mostrado convencido que pese a los esfuerzos de Boko Haram, los islamistas no triunfarán.
ELECCIONES 2015
El presidente ha hecho un llamamiento a los nigerianos a apoyar los esfuerzos de las fuerzas de seguridad contra Boko Haram y a mantenerse unidos y, en clave electoral ante las elecciones presidenciales del próximo año, ha reivindicado que "el amor a nuestro país debería anteponerse a nuestras ambiciones individuales".
"Debemos permanecer comprometidos a una Nigeria unida e indivisible dentro de los parámetros democráticos. La protección de los derechos individuales, las libertades, la igualdad ante la ley, la libertad de pensamiento, y la búsqueda progresiva de una economía sana deben ser nuestro objetivo", ha remachado.
Jonathan ha sido muy criticado por la respuesta que ha dado su Gobierno a la actuación de Boko Haram, un grupo que ha ido ganando notoriedad con el paso de los años desde que en 2009 lanzó sus primeros ataques prominentes, primero en el norte, y que en los últimos tiempos también han golpeado la capital.
Las críticas han sido especialmente duras a raíz del secuestro de más de 200 niñas en una escuela secundaria en Chibok, en Borno (norte), el pasado mes de abril. Pese a la campaña militar contra Boko Haram en curso en el norte del país, las escolares no han sido rescatadas ni liberadas hasta la fecha.