Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

El rey de Jordania y Netanyahu se reúnen para hablar sobre el proceso de paz entre israelíes y palestinos

El rey Abdalá de Jordania se ha reunido este jueves en Amán con el primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, para tratar los últimos acontecimientos en el marco del proceso de negociaciones de paz entre israelíes y palestinos.
Durante el encuentro, el monarca jordano ha abogado por "aprovechar la oportunidad" y respaldar los esfuerzos de mediación realizados por el secretario de Estado estadounidense, John Kerry, según ha informado el diario 'The Jordan Times'.
Asimismo, ha recalcado la necesidad de que las negociaciones deriven en la creación de un estado independiente palestino sobre las fronteras de 1967 y con Jerusalén Este como capital. En este sentido, ha destacado que el mismo ha de ser viable y que ha de vivir en paz con Israel.
Por su parte, Netanyahu ha resaltado el papel de Jordania en los esfuerzos por alcanzar un acuerdo entra palestinos e israelíes y ha reiterado que Tel Aviv da especial importancia a los asuntos de seguridad en el marco de las negociaciones.
Este mismo jueves, el primer ministro israelí ha aumentado la cantidad de territorios palestinos ocupados que pretende conservar en el acuerdo de paz que negocia con los palestinos, según han informado los medios oficiales israelíes.
Entre los territorios que Israel ha añadido a la lista de enclaves se encuentra un asentamiento cercano a la sede de la Autoridad Palestina en Cisjordania. Esto dejaría un 13 por ciento del territorio cisjordano en manos de Israel, según la radio del Ejército, un hecho que podría contrariar al Gobierno palestino, que pretende este territorio para la futura creación de un Estado palestino.
Netanyahu ha desestimado así el antiguo proyecto de paz con el que se había comprometido a intercambiar de forma equitativa tierras dentro de Israel por algunas zonas de Cisjordania ocupadas por el Gobierno israelí. En su lugar, el primer ministro israelí se ha ofrecido a comprar algunos de los territorios donde se ubican los asentamientos a los palestinos, una propuesta que Palestina ha rechazado.
Según estas informaciones, Netanyahu habría comunicado a Kerry la decisión de Israel de mantener el enclave del asentamiento de Beit El, además de los asentamientos de Etzion, Maale Adumin y Ariel. Beit El, en el norte de Jerusalén, se ubica cerca de la ciudad palestina de Ramala, donde se encuentra la sede central de la Autoridad Palestina, dirigida por Mahmud Abbas.
Netanyahu ha visitado este jueves Jordania, país con el que firmó un tratado de paz en 1994, para debatir el proceso de paz con el rey Abdalá, según la agencia jordana de noticias Petra.
ASENTAMIENTOS ILEGALES
Los palestinos exigen la paralización de la construcción en los asentamientos judíos de Cisjordania, ya que el derecho internacional considera un crimen de guerra la colonización de los territorios ocupados militarmente, como es el caso de Cisjordania y la Franja de Gaza.
Israel ocupó por la fuerza estas zonas de mayoría palestina durante la guerra de 1967 y las considera parte integrante de su territorio soberano. Sin embargo, Palestina tiene como objetivo la creación de un Estado en estos territorios con capital en Jerusalén Este.
Más de 500.000 israelíes viven en Cisjordania y Jerusalén Este, entre 2,5 millones de palestinos. La mayor parte de los países considera ilegales los asentamientos construidos por Israel en los territorios ocupados.