Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Jordania reitera que no participará en una eventual intervención militar contra Siria

El primer ministro de Jordania, Abdulá Ensur, ha reiterado que el país no participará en una eventual intervención militar extranjera contra Siria en respuesta al presunto uso por parte del Ejército de armamento químico el 21 de agosto en la región de Damasco.
"Nuestra posición respecto a la crisis siria ha sido siempre la de apoyar una solución política y pacífica, no una de tipo militar", ha dicho. "Estamos a favor de una Siria segura y estable", ha agregado, según ha informado el diario 'The Jordan Times'.
"Si tiene lugar un ataque no participaremos en él ni daremos apoyo al mismo. Jordania subraya la santidad de la sangre siria y la necesidad de evitar la destrucción y demolición de Siria y sus capacidades", ha valorado Ensur.
Por último, ha desmentido que Amán haya entrenado a tropas para combatir en Siria y ha destacado que su cooperación con Washington se limita al entrenamiento de soldados jordanos para hacer frente a un eventual ataque químico.
El Gobierno puso el miércoles a sus fuerzas en máxima alerta de cara a una posible intervención contra Siria, apenas días después de anunciar que el país no será una "plataforma de lanzamiento" para ningún ataque contra Siria.
Ese mismo día, el viceministro de Exteriores sirio, Faisal al Mikdad, advirtió de que Damasco atacaría Turquía, Jordania e Israel en caso de que estos países participen en una operación de dichas características.
"Una vez que se inicie una guerra nadie podrá controlar lo que ocurra. Creemos que cualquier ataque contra Siria provocará un caos en la región, sino más allá", dijo, durante una entrevista concedida al diario estadounidense 'The Wall Street Journal'.