Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

José Cendón: "Tuvimos días duros, pero lo llevamos bastante bien"

La familia, muy contenta. Vídeo: Informativos Telecincotelecinco.es
El periodista gráfico español José Cendón, liberado junto a su colega británico Colin Freeman tras permanecer secuestrado en Somalia desde el pasado 26 de noviembre, ha llegado en la tarde del domingo a Nairobi (Kenia), donde descansará al menos hasta este lunes en la residencia del embajador español, Nicolás Martín Cinto. Hasta la capital keniata se ha desplazado una de sus hermanas para reunirse con él, pues no tiene previsto regresar a España en las próximas fechas. El periodista reconoce haber vivido "días duros" durante su cautiverio pero ha señalado que, "en general", tanto él como su compañero lo llevaron "bastante bien".
En declaraciones a TVE recogidas, Cendón ha explicado que durante estos 38 días sus secuestradores les han llevado "de cueva en cueva" por las montañas de Somalia y los tuvieron ocultos en, al menos, cinco distintas.
"Tuvimos días duros, no nos vamos a engañar, pero en general lo llevamos bastante bien", ha dicho el periodista gráfico gallego, secuestrado el pasado 26 de noviembre junto a Freeman cuando ambos realizaban un reportaje sobre la piratería en Somalia para el diario británico 'Daily Telegraph'.
Tras señalar que su liberación fue "incluso más interesante que una película", Cendón ha explicado que "lo único" que le preocupaba durante su cautiverio era "el estado" de sus padres y el saber que ellos estarían preocupados. "Me han secuestrado, pero más o menos sabía cómo iba a ir la cosa y más o menos fue como yo pensaba que iba a ir", señaló al mismo tiempo que reconoció que sus secuestradores les trataron "bien", no les maltrataron "en ningún momento" y les alimentaron todos los días.
José Cendón y Colin Freeman abandonaron este domingo mismo el país. Bile Mohamoud, portavoz de la Presidencia del Gobierno autónomo de Puntlandia, la región donde se han producido los hechos, señaló que tras su liberación los dos periodistas fueron llevados a un hotel de Bosaso, la principal ciudad de esa región del norte somalí, donde fueron capturados a finales del pasado noviembre. Posteriormente, Cendón tomó un avión hasta Nairobi (Kenia), donde descansará al menos hasta este lunes en la residencia del embajador español, Nicolás Martín Cinto, que le acompañó en el vuelo. Julia, una de sus hermanas, se ha dirigido hacia la capital keniata para reunirse con él.
Rescate de 200.000 euros
"Los dos fueron liberados tras negociar con los secuestradores y llevados para descansar al hotel International Village de Bosaso", indicó Bile Mohamoud, quien no quiso comentar si se había pagado un rescate por ellos. La familia de Cendón también ha confirmado que se ha negociado con los secuestradores. Sin embargo, fuentes cercanas a los secuestradores han manifestado que un diplomático español y otro británico, de las embajadas de esos países en Kenia, estaban en Bosaso para negociar la liberación de los dos informadores y "pagar un rescate".
Mohamed Ali Suldan, miembro del clan Ali Saleban, al que según ha asegurado pertenecen los secuestradores, ha declarado por teléfono que los captores recibieron "un rescate de 200.000 euros (280.00 dólares) que se pagaron hace dos días". El Gobierno español, sin embargo, ha negado que haya pagado ningún rescate.
José Cendón y Colin Freeman, tras su liberación. Foto: Daily Telegraph
Las autoridades de Puntlandia acusaron del secuestro a los traductores locales que habían trabajado para Cendón y Freeeman en la realización del reportaje, de los que dijeron que eran cómplices de un grupo de bandidos armados. Durante el periodo que ha durado el secuestro, tanto las autoridades de Puntlandia como fuentes de las tribus locales han asegurado que los dos secuestrados estaban en un escondite en las montañas de Sanaag, unos 20 kilómetros al suroeste de Bosaso.
Una década recorriendo el mundo


Ambos habían estado una semana en la región de Puntlandia, donde tienen sus refugios los piratas somalíes que actúan en el océano Índico y el Golfo de Adén, y se alojaron en el hotel International Village de Bosaso.
Otros dos periodistas extranjeros, la canadiense Amanda Lindhout y el australiano Nigel Brennan, siguen secuestrados en Somalia desde agosto pasado, cuando fueron capturados por un grupo armado no identificado cerca de Mogadiscio. Somalia se ha convertido en uno de los países más peligrosos para los periodistas y, en los dos últimos años, doce informadores han muerto en actos violentos, el último de ellos Hasan Mayow Hasan, un periodista de radio asesinado a tiros cerca de Mogadiscio el pasado 1 de enero.
Hijo de padres emigrantes, José Cendón nació en Venezuela en el año 1974. Licenciado en Periodismo por la Universidad Carlos III, lleva casi una década recorriendo el mundo con su cámara. Desde 2004 es fotógrafo de la agencia de noticias AFP. Antes de eso, estuvo varios años trabajando de freelance en destinos como Colombia, Venezuela, Israel y los territorios palestinos.
Cendón ha trabajado para la agencia francesa en Darfur y en la región de los Grandes Lagos de África. En la actualidad su base de trabajo era la capital de Etiopía, Adiss Abeba. Antes, estuvo destinado en Nairobi (Kenia). En 2007 recibió el premio Leica Oskar Barnack. Ahora se encontraba cubriendo el conflicto de Somalia. Un año antes obtuvo el World Press Photo por una serie realizada en un manicomio en Burundi.