Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Juncker acepta invitación a un foro económico en San Petersburgo en donde coincidirá con Putin

El Kremlin celebra la "disposición" al diálogo pero duda de cambios "drásticos" en las relaciones UE/Rusia
El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, asistirá el próximo 16 de junio al Foro Económico Internacional de San Petersburgo, en donde "evidentemente" se verá con el presidente ruso, Vladimir Putin, según ha informado este lunes el Ejecutivo comunitario, que no ha querido aclarar si tal encuentro será bilateral o en un formato más amplio en el marco del evento.
Se trata de la primera visita a este país que realiza Juncker como jefe del Ejecutivo comunitario y le servirá para exponer ante los líderes rusos la "perspectiva europea" sobre el estado de las relaciones bilaterales, ha expuesto el portavoz comunitario Margaritis Schinas.
Las relaciones entre la Unión Europea y Rusia se tensaron a raíz de la injerencia del Kremlin en la crisis ucraniana, incluida la anexión de Crimea, y de la decisión del bloque comunitario de imponer sanciones a Moscú por ello.
"El presidente (Juncker) ha sido invitado y ha aceptado asistir al Foro (...) Aprovechará esta oportunidad para exponer a los líderes rusos y ante una audiencia más amplia la perspectiva europea sobre el estado actual de las relaciones entre la UE y Rusia", ha resumido Schinas.
El portavoz ha considerado "evidente" que Juncker y Putin se verán durante la celebración del foro, habida cuenta de que ambos asistirán al evento, pero ha evitado aclarar si lo harán de manera bilateral. "El programa del presidente se anunciará más adelante", ha añadido.
En cualquier caso, Bruselas ha subrayado que no ve "incoherencia" en la decisión de Juncker de aceptar la invitación para viajar a San Petersburgo, a la vez que defiende la posición "unánime" de los Veintiocho respecto a la política de sanciones.
REACCIÓN DE MOSCÚ
La decisión del presidente comunitario de aceptar la invitación al foro ha sido interpretada por Moscú como una prueba de la "disposición" al diálogo de la Unión Europea.
"Lo más positivo de este viaje es que muestra la disposición y el deseo de dialogar con el fin de llegar a un consenso sobre los temas donde seguimos teniendo discrepancias", ha declarado el portavoz del Kremlin, Dimitri Peskov.
Con todo, Peskov ha advertido de que las sanciones y la falta de diálogo entre las partes tiene "consecuencias negativas que no son fáciles de eliminar", por lo que ha alertado del "optimismo excesivo" y ha puesto en duda que se produzcan "cambios drásticos" en la situación.
La Comisión, por su parte, ha reiterado la posición de la Unión Europea, en línea con lo expresado por los líderes del G7 la semana pasada, en cuanto a que la "duración" de las sanciones impuestas a Moscú está "claramente ligada" al pleno respeto por parte de las autoridades rusas del acuerdo de Minsk y de su reconocimiento a la soberanía de Ucrania.