Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

Juncker subraya que el acuerdo "no deja duda" de que Londres no tendrá veto contra el euro

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, ha subrayado este sábado que el acuerdo sellado entre Londres y sus socios de la Unión Europea para redefinir el estatus de Reino Unido en el bloque "no deja lugar a dudas" de que el país no tendrá capacidad de "veto" contra las decisiones de la Eurozona.
"El acuerdo no deja lugar a dudas de que el euro es la moneda de nuestra Unión y que se va a continuar profundizando en nuestra unión económica y monetaria. No hay veto y el texto deja esto bien claro", ha declarado Juncker, en una rueda de prensa al término de unas 40 horas de intensas negociaciones.
"Necesitamos una Eurozona fuerte, como necesitamos una City londinense fuerte", ha añadido, tras evocar el "mutuo respeto" entre los países que forman parte del euro y los que no.
Juncker ha apuntado que se ha logrado un acuerdo "justo" que "construye puentes", al tiempo que ha rechazado que instrumentos como el "freno de emergencia" para limitar determinadas ayudas sociales a los europeos en sus primeros años de trabajo supongan una discriminación.
Este mecanismo, que se podrá activar hasta durante siete años consecutivos bajo circunstancias "específicas", permitirá a Londres negar a los inmigrantes europeos durante los primeros cuatro años de contrato ciertos complementos salariales.
En este sentido, Juncker ha insistido en que la derogación que permitirá este instrumento es temporal, por lo que no contraviene las derechos fundamentales de la UE.
El presidente del Consejo europeo, Donald Tusk, por su parte, ha destacado que el acuerdo será "legalmente vinculante" y tendrá carácter "irreversible", una vez entre en vigor tras confirmar Reino Unido que seguirá siendo parte de la UE.
"Afronta todas las preocupaciones de Cameron, sin comprometer nuestros valores fundamentales", ha aseverado Tusk.
Finalmente, tanto Tusk como Juncker han bromeado con alusiones a una de las declaraciones que el primer ministro británico, David Cameron, ha expresado en su comparecencia tras el acuerdo.
"Amo Reino Unido, no amo Bruselas", ha asegurado Cameron a la prensa. Tusk ha parafraseado al 'premier' diciendo "amo Reino Unido y amo Bruselas", mientras que Juncker ha bromeado con un "amo Bruselas más que otras partes de Europa".