Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Junta Militar de Birmania extiende el arresto de la líder opositora birmana Suu Kyi

Foto de archivo de la Nobel de la Paz y líder del movimiento democrático birmano, Aung San Suu Kyi. Foto: AP.telecinco.es
Suu Kyi, que ha pasado en cautividad casi 13 años de los últimos 20 años, fue detenida la última vez el 30 de mayo de 2003, después de que varios cientos de seguidores del régimen atacaran la caravana en la que viajaba con otros miembros del partido, durante una gira política por el norte del país. 
Tras ser detenida, Suu Kyi fue conducida a la prisión de máxima seguridad de Insein, a las afueras de Rangún, y en septiembre de ese año, a raíz de una operación quirúrgica, quedó arrestada en su residencia de estilo colonial británico.
La Junta Militar ha hecho hasta ahora caso omiso a todos los llamamientos efectuados por Naciones Unidas, la Unión Europea (UE), Estados Unidos y otros países para que ponga en libertad de forma incondicional a Suu Kyi.
Detenidos doce miembros del partido de Suu Kyi
Una docena de miembros del partido opositor Liga Nacional por la Democracia (LND), que dirige Suu Kyi, han sido detenidos cuando han abandonado la sede de la formación en Rangún. Según algunos testigos, agentes de los cuerpos de seguridad han arrestado a los opositores, que se dirigían a sus casas tras salir de la sede en la calle Shwegondine, en el barrio de Bahan, y montaron en camiones militares a los detenidos.
Las detenciones suceden cuando las fuerzas de seguridad han aumentado su presencia en torno a la casa de Suu Kyi. Este despliegue de fuerzas de seguridad coincide con los preparativos de la LND para llevar a cabo un acto de celebración del décimo octavo aniversario de la victoria del partido en las últimas elecciones legislativas, cuyos resultados nunca han sido reconocidos por los generales que rigen el país. EPF