Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, analizar y personalizar tu navegación, mostrar publicidad y facilitarte publicidad relacionada con tus preferencias. Si sigues navegando por nuestra web, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí.

La Junta Militar birmana censura las consecuencias del Nargis

La Junta Militar que gobierna Birmania se ha volcado más en la censura que en la ayuda a las víctimas. La televisión estatal no ha mostrado imágenes de las víctimas ni las inundaciones que se han producido en los pueblos del delta del río Irrawaddy.
El ciclón Nargis ha puesto en evidencia al Gobierno de Birmania, que no estaba preparado para afrontar la catástrofe. La cifra de muertos asciende a más de 22.000, mientras que los desaparecidos superan los 40.000. Además, el ciclón ha dejado al menos un millón de damnificados.
Naciones Unidas ha pedido a la Junta Militar que le dejen acceder cuanto antes a las zonas inundadas, donde más de un millón de personas han perdido sus casas. Además, la falta de agua potable pone en peligro la salud de la población.
De momento, sólo han llegado a Birmania dos aviones tailandeses con medicinas. La Comunidad Internacional ha pedido al Gobierno birmano que autorice a otros países a colaborar. LGC